La mesa permaneció varias horas instalada en el centro de la localidad vizcaína de Galdácano, en Vizcaya. No faltaban las flores, ni la cubertería y vajilla sobre mantel de tela, como en las ocasiones especiales. Era Nochebuena y los invitados a sentarse en ella aparecieron sólo en fotografía, las que los organizadores del convite habían colocado sobre cada una de las sillas distribuidas en torno a la mesa. La ‘cena de Nochebuena’ se había preparado para nada menos que once etarras que cumplen condena en prisión, todos vecinos del municipio vizcaíno. Entre los falsos comensales, algunos de los etarras más sanguinarios, como Javier García Gaztelu con una larga lista de asesinatos a sus espaldas, entre ellos el de Miguel Ángel Blanco, Fernando Múgica, Gregorio Ordoñez, Fernando Buesa o José Luis López de Lacalle.

Junto a la mesa de Nochebuena un cartel explicaba que «en la cena de esta noche» habrá «once familias con un asiento vacío» y tras lo cual se reclamaba la excarcelación de los etarras. Y así permaneció expuesta la mesa de Nochebuena de los once etarras durante horas, desde primera hora de la mañana del pasado día 24 hasta bien entrada la tarde sin que ni la Policía Municipal ni los servicios municipales intervinieran.

Un cartel recordaba que las familias de los etarras encarcelados tendrían «un asiento vacío» la pasada Nochebuena

Esta tarde la Asociación de Víctimas del País Vasco, Covite, ha anunciado que denunciará al Ayuntamiento de Galdácano, en manos del PNV, por permitir lo que considera que es «una afrenta más a las víctimas del terrorismo y a la dignidad de la sociedad». Covite ha anunciado que interpondrá una denuncia contra el Consistorio y contra su alcalde, Ibon Uribe, por lo que considera que es una violación del artículo 103 de la Constitución. En él se apela a la neutralidad política y según el cual el ayuntamiento no puede «actuar como portavoz, instrumento o cauce de expresión de las reivindicaciones por legítimas que sea de individuos, colectivos o grupos singularizados por una determinada ideología».

Denuncia contra el alcalde y el ayuntamiento

También recuerda que la Ley de Reconocimiento y Reparación a las Víctimas del Terrorismo establece que es deber de los poderes públicos «velar para que las víctimas sean tratadas con respeto a sus derechos» así como adoptar medidas para «prevenir y evitar la realización de actos efectuados en público que entrañen descrédito, menosprecio o humillación de las víctimas o de sus familiares, exaltación del terrorismo, homenaje o concesión pública de distinciones a los terroristas».

Covite tiene registrado ya 75 actos de reconocimiento a etarras llevados a cabo en Euskadi y Navarra en los últimos meses

Esta asociación de víctimas del terrorismo viene denunciando la proliferación de actos de homenaje y reivindicación de la figura de los etarras que se viene produciendo en numerosos municipios del País Vasco y Navarra coincidiendo con la excarcelación de miembros de ETA. El Observatorio de la radicalización de Covite tiene registrados ya 75 actos de reconocimiento de etarras, en su mayoría actos de bienvenida.

Precisamente hoy portavoces del colectivo de apoyo a los presos de ETA, Sare, junto a algunas víctimas de ETA y los GAL han llamado a participar de la manifestación que se celebrará el próximo día 13 de enero en apoyo al colectivo de presos de la banda y en demanda de la excarcelación de los presos enfermos y el final de la política de dispersión en cárceles alejadas del País Vasco.