El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha recordado este lunes al ex vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, el ex conseller Joaquim Forn y el presidente de ANC, Jordi Sánchez, que no pueden salir de prisión para acudir este martes al Parlament de Cataluña. El instructor del ‘procés’ ha dictado un auto donde deniega el permiso extraordinario de salida de prisión solicitado por Junqueras y Sánchez para asistir mañana a la sesión de investidura del candidato a presidente de la Generalidad que se celebrará en el Parlamento catalán.

Los líderes independentistas recurrieron la decisión de Llarena que les permitió ejercer su derecho de representación como parlamentarios mediante el mecanismo del voto delegado  y no mediante la aprobación de los permisos extraordinarios de salida del centro penitenciario.

Sin embargo, el instructor vuelve a rechaza de planos estas pretensiones y señala que “la más natural limitación a la eficacia de los derechos de sufragio activo y pasivo se encuentra entre las consecuencias propias del proceso penal, particularmente, cuando se sigue o se ha seguido por delitos graves o muy graves”.

La decisión se explica en un auto en el que el magistrado desestima los recursos presentados por las defensas de Forn, ya dimitido como diputado, y de Sánchez, y a los que se adhirió Junqueras, contra la resolución por la que el pasado 12 de enero se les impidió asistir a la sesión de constitución de la cámara catalana.

Riesgo de reiteración delictiva

En su resolución, el instructor subraya que la actuación social y política  de los imputados “resulta inconciliable” con el permiso que reclaman, justificando así la desestimación del recurso.

De nuevo, el magistrado del Tribunal Supremo alerta del riesgo de reiteración delictiva existente si Oriol Junqueras, Joaquim Forn y Jordi Sánchez salen de prisión. “La persistencia y reiteración delictiva que trata de conjurar la medida cautelar de prisión provisional, y su trascendente finalidad, medida por el democrático orden jurídico que busca preservarse y por el riesgo que – desde lo ya acontecido- puede introducir la actuación social y política de los recurrentes, resulta inconciliable con el permiso que reclaman, justificando la desestimación del recurso”, explica Llarena.

Además, el juez ha desestimado los recursos de reforma que habían presentado los dos citados, más Joaquín Forn, contra el auto de 12 de enero de 2018 en el que declaró la incapacidad legal prolongada de estos investigados para asistir a los debates y las votaciones del Pleno del Parlamento de Cataluña. En el mismo acordó que correspondía a la Mesa del Parlamento arbitrar el procedimiento para que pudieran delegar sus votos en otro diputado, mientras subsistiese su situación de prisión provisional.