Miles de manifestantes independentistas permanecen concentrados a las puertas del Parlament convocados por la ANC y  los Comités de Defensa por la República para defender la celebración del pleno de investidura. Tras conocer el aplazamiento anunciado por el presidente de la Cámara, Roger Torrent, los concentrados han saltado el cordón policial de los Mossos d’Esquadra y han invadido el Parque de la Ciutadela, donde se encuentra la sede del Parlament.

Pese al aplazamiento, la ANC no ha desconvocado la concentración y los manifestantes, con caretas de Carles Puigdemont, permanecen a las puertas del Parlament con gritos de «El pueblo ordena, los gobiernos obedecen»; «O investís al president u ocupamos el Parlament» o «Ni un paso atrás». Los diputados de la CUP y de JxCat han salido a saludar a los manifestantes como muestra de apoyo y como forma de ejercer presión para que se celebre el pleno. Una presión que de momento no ha hecho mella en el presidente de la cámara, que ya ha notificado oficialmente la suspensión temporal del pleno a los grupos parlamentarios.

Agustí Alcoberro, vicepresidente de la ANC, ha tomado la palabra para “escenificar que el pueblo no aceptará que se modifique la voluntad del 21-D”. Los diputados de la CUP están integrados en la manifestación, mientras que los de JxCat graban con sus móviles estos actos. La formación antisistema ha llegado incluso a colgar una estelada en la verja del Parlament, un gesto que ha sido aplaudido por los manifestantes. Un helicóptero de la Policía Nacional sobrevuela el Parlament con abucheos de los manifestantes.

Los diputados de JxCat permanecen en el edificio del Parlament, acompañados por el abogado de Carles Puigdemont, Jaume Alonso Cuevillas, a la espera de una improbable reacción del presidente de la Cámara. Su portavoz, Eduard Pujol, ha agradecido el «apoyo» de los concentrados a las puertas del Parlament, un argumento más de los utilizados para presionar a ERC para que ceda y acepte investir a Puigdemont de forma delegada.

También los diputados de ERC en el Parlament Sergi Sabrià, Jenn Díaz y Alba Vergès se han acercado durante unos minutos a los concentrados frente a la Cámara. En declaraciones a los medios, Sabrià ha asegurado que no habrá pleno de investidura este martes y que su objetivo es «que haya un presidente, que se haga realidad y que sea Puigdemont».