Las dirigentes de ERC y del PdeCat, Marta Rovira y Marta Pascal, respectivamente, comparecerán este lunes como imputadas ante el juez del Supremo  Pablo Llarena, que también tomará declaración a lo largo de la semana a Artur Mas, Anna Gabriel y Neus Lloveras.

Llarena inició el pasado día 14 una nueva fase de declaraciones con la citación de la ex diputada de la CUP Mireia Boya, quien salió en libertad sin medidas cautelares después de asumir que la declaración unilateral de independencia (DUI) buscaba una efectividad real y que por eso la votó, en cumplimiento del mandato de sus bases. La referencia de Boya a la DUI vino provocada por una pregunta del magistrado sobre si ésta fue meramente «cosmética». Otros imputados en la causa han calificado en esos términos la declaración para no empeorar su situación procesal.

Según la Guardia Civil, Rovira daba órdenes y despachaba con Jové

La secretaria general de ERC, Marta Rovira aparece en los informes de la Guardia Civil como pieza clave en la organización del referéndum ilegal del 1-O y en la posterior declaración unilateral de independencia. De hecho, en el último informe remitido al juez, se señala que Rovira y Oriol Junqueras daban órdenes y despachaban con Josep María Jové, hombre de confianza del exvicepresidente de la Generalitat y considerado el «cerebro» de la logística del referéndum.

La Guardia Civil ya había situado a Rovira en el comité estratégico del «procés» -recogido en el documento Enfocat, la hoja de ruta del «procés»-, al igual que hizo con el expresidente de la Generalitat Artur Mas y la que fuera portavoz parlamentaria de la CUP Anna Gabriel.

Artur Mas está citado el martes junto a Neus Joveras -ex presidenta de la Asociación de Municipios para la Independencia- y Anna Gabriel el miércoles 21 después de que el juez accediera a retrasar su declaración, prevista inicialmente para el pasado día 14, informa Efe.

«Comité estratégico»

Llarena amplió la investigación por el proceso independentista a estas personas porque considera que los hechos que se investigan se han podido desarrollar bajo la dirección y coordinación de un conjunto de dirigentes entre los que se encontrarían los presidentes y portavoces de los grupos parlamentarios independentistas del anterior Parlamento de Cataluña. También apuntaba a los presidentes y secretarios generales de los partidos políticos independentistas y a la presidenta de la AMI.

En el documento EnfoCat, que se determinaba la hoja de ruta a seguir tras la declaración unilateral de independencia, se hablaba de un «comité estratégico» formado por estas personas. Boyá negó conocer el documento Enfocats, del que dijo que es contrario al funcionamiento de su organización, y también haber formado parte de dicho comité. Ambas cosas no encajan con el funcionamiento por asambleas de la CUP, vino a explicar.