La Federación inglesa de fútbol ha sancionado a Pep Guardiola por lucir el lazo en apoyo a los presos independentistas, según informa la BBC. Según el ente federativo, el lazo es un «mensaje político» que rompe las normas de la competición. El técnico del Manchester City tiene hasta el próximo 5 de marzo para presentar alegaciones.

Guardiola ignoró dos avisos previos de la federación y lució de nuevo el lazo amarillo durante el pasado partido de Copa inglesa que supuso su eliminación de la competición a manos del Wigan, el pasado lunes.

El propio entrenador reconoció el pasado mes de noviembre que el lazo en la solapa era un mensaje para reclamar la libertad de los encarcelados en el proceso judicial del referéndum ilegal del pasado 1 de octubre. «Todos los políticos que están en prisión, espero que puedan irse y volver a casa pronto con sus familias y continuar viviendo las vidas que se merecen», dijo en referencia a Oriol Junqueras, Jordi Sánchez, Jordi Cuixart y Joaquim Forn. «Estoy un poco preocupado porque si les ha pasado a ellos nos puede pasar a nosotros, y por dar una opinión”, manifestó en aquel entonces.

En este sentido, pidió que no se olvide que estos políticos o activistas  “no han roto un cristal”. “Están en prisión por pedir votar. Nosotros queríamos votar en un referéndum legal. La solución es que el Estado y Cataluña se pongan de acuerdo y podamos votar un referéndum pactado. Tan simple como eso”, argumentó.