El Partido Popular contraprogramará los actos de este jueves por el Día Internacional de la Mujer y la huelga feminista clausurando un acto sobre el mismo asunto: la Convención Sectorial sobre Mujer e Igualdad, que tendrá lugar en Logroño.

Será el vicesecretario de Política Social y Sectorial del PP, Javier Maroto, quien protagonice el cierre de esta convención, pero también intervendrá la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, y el presidente regional, José Ignacio Ceniceros. Ésta será la forma en que los populares celebrarán el día de la mujer. Ni con una marcha multitudinaria ni con manifiestos, sino con un acto en el que pretenden “elevar la bandera de la igualdad de oportunidad entre hombre y mujeres y demostrar que la acción de Gobierno es fundamental”, en palabras del propio Maroto.

La jornada comenzará a las 10.15 horas en el restaurante Delicatto (C/ Pradoviejo, 66) y contará con más presencia femenina como la de la alcaldesa de la ciudad, Cuca Gamarra, y la secretaria general del PP riojano, María Martín.

El acto consistirá en una mesa redonda que será moderada por la secretaria de Mujer del PP, Yolanda Bel, y en la que participará la presidenta de Mujeres en Igualdad, Carmen Fúnez. Será al final de la convención cuando intervenga la ministra Dolors Montserrat, Javier Maroto y José Ignacio Ceniceros.

Se desmarcan de la manifestación

Pese a que varios partidos como Unidos Podemos, Izquierda Unida, el PSOE o Ciudadanos ya han avanzado que participarán en la manifestación, los populares se desmarcan de la marcha masiva ya que considera que se trata de “una concentración de personas y no de partidos” y, quien participe, según Maroto, lo hará a título personal pero no en representación del PP.

Maroto ha asegurado que es “perfectamente respetable” la posición de quien quiera hacer huelga ese día, en respuesta a la convocatoria de asociaciones feministas, pero también del que quiere “trabajar en combatir las causas que causan esta desigualdad laboral y salarial”, lo que considera que está haciendo el Gobierno.

“Las dos posturas son respetables, las reivindicaciones tienen las misma importancia que los hechos, y es importante trabajar el día 8 a favor de la igualdad con la convicción de que queda muchísimo recorrido por hacer”, ha manifestado.