El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha emitido un mensaje institucional este domingo, en horario de máxima audiencia, retransmitido por los medios públicos catalanes. Torrent ha repetido el mismo mensaje que ya dio este sábado tras el pleno, llamando a constituir un «frente común y unitario» contra el Gobierno al que trata de sumar abiertamente a los comunes de Xavier Domènech.

Fuentes cercanas al líder de Catalunya en Comú citadas por La Sexta descartan categóricamente integrarse en cualquier gobierno del que forme parte Junts per Catalunya, así como apoyarlo desde fuera con un ‘Sí’ o una abstención.

«Estamos viviendo los momentos más oscuros de los derechos civiles de Cataluña y el Estado español», ha arrancado su discurso Torrent, que prácticamente ha apelado a formar un gobierno de concentración nacional: «Mañana mismo empezaré a trabajar con partidos, sindicatos y organizaciones para articular una respuesta conjunta y unitaria».

«Es la hora de la política. Lo hemos defendido siempre y ahora es más pertinente que nunca. Hago una llamada a la creación de un gran frente social y democrático, que tenga traducción en la sociedad civil y pueda cristalizar en las instituciones», ha enfatizado el presidente del Parlament, a día de hoy el máximo cargo institucional en Cataluña ante el vacío de poder. Torrent ha vuelto a dar un discurso de parte, en el que ha asegurado recibir «con tristeza» la noticia de la detención de Carles Puigdemont.

«Ningún juez ni ningún Gobierno tiene la legitimidad de cesar y perseguir al presidente de todos los catalanes», ha dicho, pero sin hacer ninguna referencia a la exigencia de la CUP y ciertos sectores del independentismo durante las últimas horas: investir a Carles Puigdemont.

‘No regalemos victorias’

En respuesta a la detención del ex presidente de la Generalitat, Torrent también ha valorado las movilizaciones que se han producido este domingo en Barcelona y otras ciudades de Cataluña. En la capital se han producido detenidos y más de 50 heridos, entre ellos Mossos d’Esquadra. Se han vivido importantes escenas de violencia, con los manifestantes cargando con contenedores y extintores contra los antidisturbios.

«Quiero hacer una llamada a la calma y a la responsabilidad de todo el mundo. Las respuestas deben ser cívicas, pacíficos y democráticas. No regalemos victorias», ha reclamado en esa línea.