El tribunal de primera instancia de Neumünster, en el Estado de Schleswig-Holstein, ha decidido este lunes mantener detenido a Carles Puigdemont hasta tomar una decisión sobre su proceso de entrega a España, según ha informado la Fiscalía. El ex president de la Generalitat fue arrestado en Alemania este domingo en aplicación de la euroorden emitida por el Tribunal Supremo.

«La decisión de hoy no significa que Puigdemont vaya a ser extraditado, sino que ahora empieza el proceso», ha dicho el fiscal superior del distrito judicial, Georg Güntge, ante la prisión de Neumünster, donde el pasado domingo ingresó Puigdemont después de ser detenido tras cruzar la frontera con Dinamarca.

En un comunicado, el tribunal de primera instancia de esa localidad, donde este lunes ha comparecido el líder de JxCat, ha aceptado la petición de la Fiscalía general del estado federado de Schleswig Holstein para que Puigdemont continúe en prisión por considerar que existe «riesgo de fuga».

Según el tribunal, «no hay aún evidencia» de que la euroorden de detención y extradición a España, emitida el 23 de marzo, «no esté justificada», cuestión que, en última instancia, deberá determinar la Fiscalía de Schleswig.

Por su parte, el portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, ha recalcado que «España es una democracia plena y un Estado de derecho» y ha recordado que la posición de la canciller, Angela Merkel, sobre la crisis catalana es que se trata de un asunto que España debe resolver «de acuerdo a las leyes» del país.

Carles Puigdemont «ha comparecido en calma y sereno», ha afirmado el fiscal general de la ciudad de Schleswig, Georg-Friedrich Guentge, en declaraciones a la prensa al ser preguntado al respecto. A pesar de esta decisión de ampliar la detención preventiva de Puigdemont, el propio fiscal ha subrayado que es «poco probable» que se tome una decisión sobre su posible extradición esta semana, según recoge la televisión pública alemana ARD.

Los abogados dicen que es «un análisis meramente formal»

El abogado de Carles Puigdemont, Jaume Alonso-Cuevillas, ha señalado este lunes que el tribunal de primera instancia de Neumünster que ha acordado prolongar la prisión preventiva del ex presidente catalán se ha limitado a realizar un «análisis meramente formal» de la documentación de la euroorden del Tribunal Supremo para verificar si cumple con las formalidades necesarias.

En una serie de tuits publicados en su cuenta de Twitter, el letrado ha señalado que el tribunal alemán ha acordado mantener al ex presidente de la Generalitat «bajo custodia» hasta que el tribunal territorial superior resuelva sobre la orden de detención europea, un procedimiento que puede alargarse 60 días, prorrogables hasta 90.

«Hoy se ha hecho un análisis meramente formal para comprobar que el documento cumplía con las formalidades exigibles y para elevarlo al tribunal territorial (Oberlandesgericht) de Schleswig-Holstein, que se pronunciará en los próximos días manteniendo o modificando las medidas adoptadas hoy», ha señalado.

Será la Fiscalía General de Schleswig-Holstein la que analice la documentación que obra en su lugar para determinar si se cumplen los requisitos para que el ex presidente catalán sea extraditado a España en un procedimiento que puede alargarse 60 días, prorrogables hasta 90, según fuentes jurídicas.

Existe un límite máximo de 60 días para mantener detenido a Puigdemont

El delito de rebelión no está tipificado como tal en el Código Penal alemán pero puede haber delitos que sean equiparables, según ha informado este lunes la portavoz del Ministerio de Justicia, Stephanie Krüger, que ha declinado responder si se refería al de alta traición que sí recogen las leyes de este país con una pena máxima de 25 años.

Código penal alemán

El ex presidente de la Generalitat está procesado por el Tribunal Supremo por un delito de rebelión y otro de malversación. En Alemania existe el delito de alta traición, que tiene similitudes con el tipo penal del Código Penal español.

El artículo 81 del Código Penal alemán establece que quien actúe «con violencia o amenaza de violencia para dañar la existencia de Alemania o modificar el orden constitucional recogido en la Constitución de la República Federal de Alemania será penado con cadena perpetua o con penas de cárcel de no menos de diez años». «En casos menos graves, las penas de prisión van desde un año hasta los diez años», agrega el texto.

Asimismo, la ley alemana recoge penas para la preparación de un delito de alta traición. El artículo 83 de su Código Penal establece que «quien prepare una acción de alta traición contra el Estado será penado con de un año a diez años de cárcel y en casos menos graves con penas de cárcel desde un año hasta los cinco años». «Quien prepare una acción de alta traición contra un estado federado será sancionado con penas de prisión de tres meses a cinco años», agrega.

 

Una delegación catalana encabezada por la presidenta del Consell Nacional del PDeCAT, Mercè Conesa; el responsable de coordinación institucional, Marc Castells; y el diputado de JxCat en el Parlament Quim Torra han acudido la tarde de este lunes a la cárcel de Neumünster para arropar a Carles Puigdemont.
Antes de su declaración, Puigdemont ha querido mandar a los catalanes un mensaje de tranquilidad: “Ahora no debe haber violencia”, le indicó a su mujer, Marcela Topor, en una llamada telefónica antes de entrar en prisión. Puigdemont transmitió este mensaje a su esposa para que se lo hiciera llegar expresamente a la ciudadanía, según informa El Punt Avui. Lo hizo porque sabía que tras su detención se producirían concentraciones y manifestaciones de protesta y quería pedir calma.

Pleno urgente el miércoles a las 10.00 horas

Por su parte, el presidente del Parlament, Roger Torrent, ha convocado un pleno urgente de la cámara catalana para el miércoles a las 10 de la mañana. Representantes de Junts per Catalunya, ERC y la CUP habían solicitado la celebración de una sesión esta misma semana para reivindicar la figura de Carles Puigdemont y defender su “derecho” a ser investido president.

Los tres grupos independentistas han planteado esta posibilidad en la reunión de la Junta de Portavoces que se ha celebrado este mismo lunes, un día después de la detención del ex president y tras la investidura fallida de Jordi Turull el pasado jueves.