La semana pasada el PP presentaba en Génova el eslogan del próximo Congreso del paritdo en Sevilla, Contigo crece España, en un cartel donde desaparecía el habitual charran, siendo el ave sustituido por una encina. Ahora, el partido político Contigo considera que el logo popular es un plagio de su marca, registrada en el Registro de Marcas, y da al partido de Gobierno cinco días para retirarlo bajo amenaza de emprender acciones judiciales. Así se lo ha comunicado la formación a Génova a través de un requerimiento enviado vía burofax en el que advierte de la «parasitaria identidad» de los populares nacionales.

La marca que ha lanzado la petición es Contigo Somos Democracia, una formación nacida en la Comunidad Valenciana el pasado verano y fundada por José Enrique Aguar, ex portavoz de Ciudadanos en la Diputación de Valencia. En la formación se integran diversos ex dirigentes de Ciudadanos, entre ellos el diputado en Las Cortes Valencianas Domingo Rojo; Ramón Molinary, que ocupó un escaño en el Congreso de los Diputados como cabeza de lista de Ciudadanos por Toledo en las elecciones de 2015, o Pedro José Soriano, un concejal del Ayuntamiento de Albacete que ahora figura como no adscrito, pese a que en las municipales se presentó en las listas del partido de Albert Rivera.

En su escrito remitido al PP nacional aporta los datos registrales del partido y señala que «la denominación utilizada por ustedes no nos consta que esté amparada en ningún registro de propiedad industrial, además la misma contiene el vocablo principal CONTIGO incluido en un eslogan cuyas otras expresiones (crece España) resultan secundarias o accesorias». Además, continúa el escrito, «el vocablo CONTIGO comparte idéntica tipografía, en ambos casos, siendo la primera letra del mismo mayúscula y el resto de letras minúsculas», de manera que «la denominación utilizada por ustedes resulta totalmente confundible con la denominación registrada, y que integran los registros».

«Esta parasitaria identidad está ocasionando una grave confusión y/o asociación entre los destinatarios de la campaña promovida por Uds., con el consiguiente perjuicio para nuestro representado, el cual
lidera una formación política de ámbito nacional, cuya marca es CONTIGO. La confusión y/o asociación se produce al margen de los ámbitos referenciados en el párrafo precedente (fonético, conceptual y aplicativo), porque las denominaciones en pugna confluyen en un ámbito común: el político o electoral, de manera que un ciudadano medio, podría llegar a pensar que existe algún pacto o acuerdo entre ambas fuerzas políticas, al utilizar una el nombre de la otra en una campaña publicitaria destinada a motivar al electorado».

El partido de nueva cuña se ampara en la Ley de Marcas, la Ley General de Publicidad y en la Ley de Competencia Desleal para pedir al PP que, en un margen de cinco días, «se abstenga en la utilización por sí o por terceros» de la utilización de cualquier referencia a la denominación Contigo similar a la ya registrada. En este sentido, la reclaman que en este mismo plazo retiren toda la publicidad del eslógan. La formación inicia con el requerimiento un proceso legal y advierte que, en el caso de que no se proceda a la retirada de esta marca, podría iniciar «las acciones conducentes a la defensa de sus intereses».