El Parque de la Ciutadella de Barcelona, que alberga el Palau del Parlament, se encuentra cerrado al público este miércoles por la mañana coincidiendo con el pleno que se celebra a partir de las 10.00 horas en la Cámara catalana.

El cierre del recinto ya se produjo a finales de enero, cuando estaba previsto el pleno de investidura de Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat, y también el pasado jueves, durante el pleno de investidura de Jordi Turull (JxCat).

Los Mossos d’Esquadra, que regulan el acceso a diputados, trabajadores y periodistas, argumentaron en aquella occasion que la medida se tomaba «por motivos de seguridad».