La decisión se adoptó el 27 de octubre del pasado año en lo que supuso la adopción de una medida de consecuencias desconocidas. La aplicación del artículo 155 supuso toda una incógnita sobre su devenir no sólo para el escenario nacional sino incluso en la órbita internacional. Un temor que el Gobierno quiso limitar en aras a un riesgo creciente de internacionalización de la crisis catalana y a que meses después han ido intensificando y buscando las formaciones independentistas. Por ello, el Gobierno de Mariano Rajoy se citó sólo cuatro días después , el 31 de octubre con todo el cuerpo diplomático de nuestro país para explicarles las consecuencias de la aplicación del artículo 155 y con ello rebajar los temores de un posible riesgo de inestabilidad en nuestro país. Más recientemente el Ejecutivo ha vuelto a citarse con la representación diplomática den España en un encuentro mantenido a finales del pasado mes de febrero.

Los encuentros se mantuvieron de forma paralela tanto en Barcelona como en Madrid. Así, el 31 de octubre la Subsecretaria del Ministerio de Asuntos Exteriores, Beatriz Larrotcha, y su equipo mantuvo una reunión con los cónsules con presencia en Barcelona y en la que se les informó de la aplicación del artículo 155. Actualmente la capital catalana es una de las ciudades con mayor representación consular del mundo, con 92 representantes de otros tantos países.

El pasado 22 de febrero de nuevo fueron convocados todos los cónsules de carrera en un encuentro en el que se volvió a analizar la situación. Al mismo tiempo, en Madrid, el Ministerio de Exteriores citó al Cuerpo Diplomático el 31 de octubre en una primera cita y el 28 de febrero en una reunión para actualizar el análisis de la situación. Al encuentro asistieron embajadores de medio centenar de países.

En una respuesta remitida al senador de EH Bildu, Jon Iñarritu, el Ministerio asegura que ambos encuentro se enmarcan en los contactos que 2de forma pública y habitual» se mantienen con el cuerpo diplomático presente en nuestro país. Apunta además que responde además a un refuerzo de la presencia del Ministerio en las comunidades autónomas «para una mejor coordinación». En la citada respuesta se apunta además que durante la celebración de los mismos ni fuera de ellos se les trasladó indicación alguna a los diplomáticos extranjeros para que no mantuvieran encuentros con «dirigente independentistas».