Luis Montes, excoordinador de Urgencias del hospital Severo Ochoa de Leganés (Madrid) y presidente de la asociación Derecho a Morir Dignamente (DMD) desde 2009, ha fallecido este jueves tras sufrir un infarto cuando se dirigía a la localidad murciana de Molina de Segura, donde iba a participar en un acto.

Luis Montes fue destituido de su cargo en 2005 tras una denuncia anónima que acusaba a su equipo de aplicar sedaciones irregulares y excesivas a pacientes terminales. A raíz de ella, el gobierno del PP en la Comunidad de Madrid le llevó a los tribunales junto a sus colaboradores, a los que se llegaba a responsabilizar de la muerte de 400 enfermos terminales a los que habría sedado para proporcionarles una “muerte digna”.

El caso finalmente fue sobreseído, admitiendo el juez cuatro casos irregulares, lo que motivó una querella del facultativo y otros médicos del centro hospitalario contra el entonces consejero de Sanidad Manuel Lamela por un presunto delito de denuncia falsa, investigación que también fue archivada.

Médico especialista en anestesia y reanimación, Montes, nacido en Villarino de los Aires (Salamanca) en 1949, desarrolló toda su carrera profesional en la sanidad pública madrileña, sobre todo en el hospital Severo Ochoa. Tras jubilarse en 2014, formó parte de la candidatura de Anticapitalistas en el congreso de Podemos Vistalegre II, y también como suplente en una candidatura afín a la formación morada en Leganés.