El pleno del Parlamento Europeo (PE) ha decidido este miércoles introducir en el orden del día un punto de debate sobre la definición en los Estados miembros del delito de violación según el Convenio de Estambul y a raíz de la sentencia de La Manada.

La propuesta de Podemos, que ha contado con el respaldo de 188 eurodiputados -136 en contra y 20 abstenciones-, busca que el debate se centre en si las autoridades judiciales en España aplicaron correctamente la legislación internacional, en concreto el Convenio de Estambul sobre prevención y lucha contra la violencia de género, en el caso de la joven de Pamplona.

«Hoy muchas mujeres españolas se sienten mas desprotegidas por parte de las instancias judiciales que hace una semana», ha asegurado la eurodiputada de Podemos Tania González. La sentencia «es una barbaridad», ha dicho, ya que el Convenio de Estambul del Consejo de Europa, firmado por los 28 Estados miembros de la UE, califica como violencia sexual «todo acto sin consentimiento».

«Solo 6 países (de la UE) han adaptado» las disposiciones de este convenio a la legislación nacional, ha criticado González, entre los cuales no se encuentra España. «Para que esta alarma social no se extienda por otros países europeos» la eurodiputada a instado a la Comisión y los Estados miembros a centrar sus esfuerzos en «armonizar normativas» para que «algo así no vuelva a suceder».

La eurodiputada popular Rosa Estarás ha pedido que el debate se centre en el Convenio de Estambul y en posibles modificaciones futuras a las leyes de violencia de género, pero no en «criticar decisiones judiciales».»En ningún caso» se puede «poner en cuestión» desde el poder legislativo al poder judicial «porque haríamos un flaco favor a la confianza» que requiere el poder judicial en los ciudadanos, por lo que el grupo popular europeo ha votado en contra de la celebración del debate.