ETA ha hecho pública una “declaración final” en la que asegura que decide poner fin a su trayectoria “para favorecer una nueva fase histórica”. La banda señala que nació del seno de “este pueblo y ahora se disuelve en él”. El anuncio del comunicado lo han leído el histórico dirigente de ETA, José Antonio Urrutikoetxea, ‘Josu Ternera’, así como la miembro de ETA, hoy en prisión, Marisol Iparragirre, ‘Anboto’. Lo han hecho en Ginebra ante personalidades relacionadas con la diplomacia y la resolución de conflictos en la Fundación Henri Dunant. La banda asegura en su último comunicado que ha desmantelado “totalmente el conjunto de sus estructuras”. También afirma que “da por concluida toda su actividad política” y que a partir de ahora no será más que “un agente que manifieste “posiciones políticas, promueva iniciativas o interpele a otros actores”.

La organización terrorista asegura que sus “exmilitantes” continuarán con la lucha por una Euskal Herria “reunificada, independiente, socialista, euskaldun y no patriarcal en otros ámbitos, cada cual donde lo considere más oportuno con la responsabilidad y honestidad de siempre”ETA justifica su nacimiento en un momento en el que “Euskal Herria agonizaba, ahogada por las garras del franquismo y asimilada por el Estado jacobino”. Añade que 60 años después existe “un pueblo vivo” que quiere ser dueño de su futuro “gracias al trabajo realizado en distintos ámbitos y la lucha de diferentes generaciones”.

Declaración final de ETA

Declaración final de ETA

La banda da por cerrado lo que define como “un ciclo en el conflicto que enfrenta a Euskal Herria con los estados” que se ha “caracterizado por la utilización de la violencia”. Acusa a España y Francia de seguir “obstinados” en perpetuar “dicho conflicto” a la que se niegan a dar una solución integral. Apunta que ahora ETA no tiene “ningún miedo a ese escenario democráticos y por eso ha tomado esta decisión histórica, para que el proceso en favor de la libertad y la paz  continúe por otro camino”.

El breve comunicado finaliza señalando que a partir de ahora su principal reto será “construir un proceso como pueblo que tenga como ejes la acumulación de fuerzas, la activación popular y los acuerdos entre diferentes”. Un reto que se plantea para abordar “las consecuencias del conflicto”. Subraya que “será clave” el objetivo debe ser poder materializar el derecho a decidir “para lograr el reconocimiento nacional” y alcanzar la constitución de “un Estado Vasco”. El comunicado finaliza con un viva a “Euskal Herria libre y socialista” y un “hasta lograr la independencia y el socialismo”.

La Fundación Henri Dunant ha certificado que “ETA ha dejado de existir a las 14.00 horas de este 3 de mayo”

Los medios Naiz.info y Berria han hecho público los audios en los que se puede escuchar a ‘Josu Ternera’ y ‘Anboto leyendo el comunicado. Un documento en el que la organización no hace ninguna referencia a sus víctimas y traslada ningún nuevo perdón más allá del perdón ‘selectivo’ que ya hizo público en su anterior comunicado. Tampoco traslada ningún tipo de compromiso para colaborar en el esclarecimiento de sus cientos de crímenes cuya autoría sigue hoy sin aclarar.

Proximamente está previsto que la BBC haga públicos los vídeos en los que se ve a ‘Josu Ternera’ y a Marisol Iparragirre’, ‘Anboto’ leyendo el comunicado a cara descubierta.

La declaración ha sido hecha pública en la sede de la Fundación Henri Dunant, en Ginebra, donde su portavoz David Harland ha afirmado que “a las 14.00 horas de este 3 de mayo ETA ha dejado de existir”. Ha señalado que se ha verificado que las cartas remitidas en las que la banda daba a conocer su decisión son reales y merecen total credibilidad.

Desde este Centro de Resolución de Conflictos, que ya comenzó a implicarse en el proceso de desmantelamiento de ETA desde el año 2004 también se ha trasladado una comunicación oficial a los gobiernos de España y Francia sobre su labor de verificación. El portavoz de la Fundación Dunant ha tenido un reconocimiento expreso para el ex presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, el lehendakari Iñigo Urkullu, el ex dirigente socialista vasco, Jesús Eguiguren y al secretario general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, por su labor para que el final de ETA se pudiera certificar y completar. El breve acto celebrado en Ginebra ha concluido con un minuto de silencio en recuerdo por las víctimas de la banda terrorista a lo largo de sus 59 años de existencia.