Era una de las dos incógnitas que quedaban por resolver y ya se ha despejado; Unión del Pueblo Navarro apoyará los presupuestos del Gobierno. Los dos diputados de UPN con los que su presidente, Javier Esparza había amenazado a Rajoy con no respaldar las cuentas de 2018 finalmente sí lo harán tras haber recibido garantías de que el Ejecutivo no modificará la política penitenciaria de alejamiento que se aplica a los presos de ETA. Esparza había situado esta cuestión como condición fundamental después de que la presidenta de Navarra, Uxue Barkos y el lehendakari, Iñigo Urkullu, constituyeran un grupo de trabajo al que habían invitado asistir al Gobierno del PP para definir un nuevo marco penitenciario en torno a los reclusos de la banda en favor de una convivencia en la sociedad vasca y navarra.

Ahora sólo resta conocer cuál será la posición final que adopte el PNV mañana tras el comunicado emitido ayer por su dirección y en el que aseguraba que el levantamiento del artículo 155 continuaba siendo una prioridad para poder respaldar las cuentas. Por el momento, los nacionalistas vascos han asegurado que hoy respaldarán las enmiendas parciales acordadas a la espera de que en “el último minuto” decidan su posición ante el dictamen final de las cuentas antes de que puedan ser remitidas al Senado para continuar su tramitación.

La formación regionalista suscribe un documento con Rajoy por el que se compromete a no modificar la legislación penitenciaria actual

El anuncio hecho hoy por Esparza viene precedido por un acuerdo con el presidente Rajoy plasmado en una declaración según la cual el Ejecutivo se compromete por escrito a que las condenas se sigan cumpliendo de acuerdo con la legislación vigente, así como que no desaparezca la responsabilidad penal de los criminales y que se mantenga vigente el Pacto Antiterrorista. El documento rubricado anoche por Rajoy y esta mañana por el presidente de UPN, afirma que el Pacto Antiterrorista “no podrá ser sustituido por otros foros o mesas de diálogo que no recojan el sentir mayoritario de la sociedad española expresado a través de sus legítimos representantes en las Cortes Generales”.

2.667 millones en inversiones

Junto a la exigencia en materia penitenciaria, UPN había reclamado a Rajoy una mayor inversión en Navarra. Esta mañana Esparza ha cifrado en 2.667 millones las inversiones que, fundamentalmente en actuaciones ferroviarias, recibirá la comunidad foral en los próximos cinco años. Con el acuerdo cerrado UPN apoyará la votación prevista para este miércoles para que continúe la tramitación final de los presupuestos 2018, cuyas enmiendas parciales se debaten desde ayer en la Cámara Baja.

Esparza ha subrayado que la decisión se ha adoptado al disponer de garantías por escrito de que el Gobierno no tomará parte en la mesa de trabajo que Euskadi y Navarra habían constituido tras la disolución de ETA y a la que habían invitado a participar a representantes del Gobierno de España. Ha recordado que el acuerdo supone garantizar el respeto a las víctimas y el respeto hacia Navarra al poder asegurar que el acercamiento de presos a cárceles cercanas a Navarra y Euskadi “no se va a producir” al margen del actual marco legal.

El Tren de Alta Velocidad absorbe la mayor parte de las inversiones, con un calendario comprometido hasta 2023

Ha subrayado que el acuerdo suscrito beneficiará a “todos los navarros” ya que se han podido pactar enmiendas por un importe de 2.523 millones de euros para el periodo 2018-2023 para desarrollar el Tren de Alta Velocidad (TAV) a su paso por la Comunidad Foral. El compromiso incluye la licitación inminente de la conexión Olite-Tafalla sur-Tafalla y antes de fin de año el tramo hasta Campanas e iniciar el estudio para eliminar el bucle ferroviario de Campanas a Esquiroz. Para este año se prevé incluir una partida de 28 millones de euros para el TAV y otros 170 millones para el próximo año. El acuerdo del calendario de actuaciones para el TAV se completa con un compromiso para destinar 268 millones de euros en el ejercicio 2020 y 645 millones más un año más tarde. Para el año 2022 se dedicarían 829 millones y para el 2023 la cifra rondaría los 540 millones de euros, además de otros 52 millones para posibles ajustes de las partidas.

Ayuda a la Volkswagen

El portavoz regionalista ha asegurado que el acuerdo ferroviario ha sido posible gracias al empeño de su formación ya que a pesar de que el Ejecutivo de Barkos pudo haberlo hechos “no quiso”: “UPN sí quiere y decide apostar por la alta velocidad y anteponer el interés de todos los navarros al sus intereses partidistas. El acuerdo también incluye actuaciones en carreteras, como la conexión de la autovía A-15 en el tramo Tudela y Soria y un tercer carril en la N-121-A, además de la gratuidad de la A-15 durante el día.

Además se ha pactado beneficiar a una de las principales compañías instaladas en Navarra, la Volkswagen, para la que se acuerda financiación pública que contribuya a el rejuvenecimiento de su plantilla con la incorporación de 800 nuevos empleados. El Estado aportará para ese proceso 80 millones de euros.

El acuerdo se completa con cuestiones como la limpieza de determinados ríos, el incremento de la plantilla de examinadores de trafico o la renovación de instalaciones deportivas.