El Tribunal Superior de la región de Schleswig-Holstein no considera que haya «ningún motivo», por ahora, para volver a considerar el cargo de rebelión en el caso de la entrega a España del expresidente catalán Carles Puigdemont. Los magistrados entienden que no hay pruebas nuevas que permitan, por el momento, equiparar el delito de Alta Traición del Código Penal alemán con los hechos que se le imputan a Puigdemont.

Asimismo, la Audiencia alemana ha rechazado la solicitud para detener a Puigdemont al considerar además que las nuevas informaciones no dan motivo para volver a plantear el cargo de rebelión.
«Desde el punto de vista del tribunal, en el marco del proceso no ha habido ni en la base probatoria ni en la consideración jurídica de los hechos un cambio significativo que lleve a un cambio de la postura que quedó reflejada en la decisión del 5 de abril de 2018», dice este martes el tribunal.

Los jueces germanos insisten en que no se cumple las condiciones para ver tipificado el delito de alta traición, que correspondería en la legislación alemana con el de rebelión. «Las informaciones adicionales sobre hechos concretos no cambian nada en esto», según la resolución.

Por su parte, la Fiscalía General de Schleswig-Holstein solicitó este martes la entrega del ex presidente catalán Carles Puigdemont a España ante el Tribunal Regional Superior de esa región del norte de Alemania por los cargos de rebelión y alteración del orden público.

Por otro lado, también se ha conocido hoy que el tribunal de la región de Schleswig-Holstein rechazó la orden de detención contra Carles Puigdemont, solicitada por la Fiscalía, al no ver “mayor riesgo de fuga” en el estado actual de los procedimientos.