EN VIVO

Sánchez: "El Gobierno va a cumplir con la ley penitenciaria una vez que ETA ha sido derrotada"

Política | Tribunal

El miembro de ‘La Manada’ que quiso renovar el pasaporte, libre a la espera de la Audiencia

logo
El miembro de ‘La Manada’ que quiso renovar el pasaporte, libre a la espera de la Audiencia
Antonio Manuel Guerrero a su llegada a la Audiencia de Sevilla para seguir por videoconferencia la vista de Pamplona.

Antonio Manuel Guerrero a su llegada a la Audiencia de Sevilla para seguir por videoconferencia la vista de Pamplona.

Resumen:

El agente de la guardia civil, Antonio Manuel Guerrero, condenado por abuso sexual a 9 años de prisión continuará por ahora en libertad a la espera de que el tribunal resuelva definitivamente si prolonga su situación o por el contrario decreta si vuelta a prisión por riesgo de fuga acreditada. El miembro de ‘La Manada’ ha tenido que responder hoy por su visita a una comisaría sevillana para renovar el pasaporte solo tres días después de salir en libertad provisional y con un auto que le impedía abandonar España y le obligaba entregar el pasaporte.

La comparecencia del agente se ha producido después de que la Fiscalía haya solicitado su ingreso en prisión al considerar que existe riesgo de fuga. Fue precisamente este riesgo el que no apreciaron dos de los tres magistrados que resolvieron la petición de puesta en libertad de los cinco condenados.

Antonio Manuel Guerrero salió de prisión el pasado día 22 después de que dos de los tres jueces que le habían juzgado, como al resto de los integrantes de La Manada, le condenaran por la agresión a una joven madrileña el 7 de julio de 2016 durante las fiestas de San Fermín.

Solo tres días después de salir en libertad provisional acudió a jna comisaría de la Policía en Sevilla con intención de renovar su pasaporte. Lo hizo acompañado de su padre y tras ser informado por los funcionarios de que las medidas cautelares impuestas contra él le impedían llevar a cabo la gestión.

El agente de la guardia civil, Antonio Manuel Guerrero, condenado por abuso sexual a 9 años de prisión continuará por ahora en libertad a la espera de que el tribunal resuelva definitivamente si prolonga su situación o por el contrario decreta su vuelta a prisión por riesgo de fuga acreditada. El miembro de ‘La Manada’ ha tenido que responder hoy por su visita a una comisaría sevillana para renovar el pasaporte solo tres días después de salir en libertad provisional y con un auto que le impedía abandonar España y le obligaba entregar el pasaporte.

Guerrero ha negado en todo momento que pretendiera fugarse y ha justificado su actuación en un intento por informarse sobre su situación para cumplir con las medidas cautelares impuestas en su auto de libertad provisional. La resolución definitiva del tribunal podría demorarse aún varios días.

La citación del agente, prevista para las 14.00 horas, se ha producido después de que la Fiscalía de Navarra solicitara el pasado viernes su ingreso inmediato en prisión al considerar que existe riesgo de fuga y al haber incumplido la medida cautelar impuesta en el auto de libertad y que le prohibía obtener un nuevo pasaporte. Pidió además a la Audiencia que investigue el posible quebranto de las medidas cautelares a las que está obligado “en grado de tentativa”. Fue precisamente este riesgo el que no apreciaron dos de los tres magistrados que resolvieron la petición de puesta en libertad de los cinco condenados y que ahora podría llevarle de nuevo a la cárcel.

La vista celebrada en la sección segunda de la Audiencia de Navarra ha contado con la declaracion de nueve testigos y se ha prolongado por espacio de casi cinco horas. Han comparecido tres agentes de la oficina del DNI de Sevilla y tres funcionarios del juzgado al que Guerrero acude a firmar tres veces por semana. También han testificado, a petición del acusado, su pareja, su padre y una amiga. Tras un receso ha sido el turno de las partes para que formulen sus acusaciones. Tanto el Ministerio Fiscal como las acusaciones populares (Ayuntamiento de Pamplona y Gobierno de Navarra) y la acusación particular habían solicitado su ingreso en prisión al considerar que se ha incrementado el riesgo de fuga. La defensa ha reclamado que se mantenga la libertad de su defendido al considerar que no quebrantó las medidas cautelares.

La vista ha contado con la declaración de nueve testigos y se ha prolongado más de tres horas.

Antonio Manuel Guerrero salió de prisión el pasado día 22 después de que dos de los tres jueces que le habían juzgado, como al resto de los integrantes de ‘La Manada’, le condenaran por la agresión a una joven madrileña el 7 de julio de 2016 durante las fiestas de San Fermín. Solo tres días después de salir en libertad provisional acudió a la comisaría de la Policía de Tablada en Sevilla con intención de renovar su pasaporte. Un familiar le había reservado una cita previa cuando él estaba a punto de abandonar la prisión de Alcalá Meco. Lo hizo acompañado de su padre y tras ser informado por los funcionarios de que las medidas cautelares impuestas contra él le impedían llevar a cabo la gestión.

Versiones enfrentadas

Su defensa, que ejerce el abogado Jesús Prieto, defiende que el agente de la Guardia Civil acudió a la comisaría con el único propósito de informarse sobre los pasos que debía dar para cumplir con el requerimiento judicial. Añade que el miembro de ‘La Manada’ habría informado de que no disponía del pasaporte y que además creía tenerlo caducado. Una versión que la Policía ha rechazado.

El miembro de ‘La Manada’ ha seguido la vista de Pamplona por videoconferencia desde Sevilla

En la vista, que Guerrero ha seguido por videoconferencia desde Sevilla, también han participado dos funcionarios de policía que se encontraban en la comisaría en el momento de los hechos.
Tanto Guerrero como los otros cuatro miembros de La Manada condenados a 9 años de prisión por un delito de abuso sexual con prevalimiento, deben personarse tres días por semana ante una institución judicial o policial como medida cautelar. Además, tienen prohibido abandonar España y entrar en la Comunidad de Madrid, lugar de residencia de la víctima.

La presencia del condenado en comisaría sevillana fue hecha pública por la propia Policía, quien a traves de las redes informó de que uno de los miembros de ‘La Manada’ había sido “pillado” cuando intentaba “obtener un pasaporte teniendo en vigor una prohibición de salida del territorio español por un juzgado”. El mensaje provocó profundas críticas al estar acompañado de un GIF de Batman.