Para anticipar el futuro, Herrero le pide a su equipo que imagine lo imposible. Durante la entrevista con El Independiente en el marco del reciente HP Innovation Summit, Helena Herrero, presidenta de HP España y Portugal, contagia su entusiasmo a los miles de empleados de todo el mundo que se han reunido en la emblemática sede de San Cugat (Barcelona) que opera como el cuartel general de la Impresión 3D a nivel mundial.

Helena Herrero ve “magia” en la revolución tecnológica actual. Química de formación, cuando en 1982 entró en HP, la compañía entonces llamada Hewlett Packard hacía, entre otras cosas, calculadoras e instrumentos de medidas. Ahora la presidenta en España de este gigante líder mundial en impresión 3D advierte con entusiasmo que estamos viviendo una disrupción en todas las áreas que afecta a países, empresas y nuestra vida cotidiana: “Cuando hablo de magia es aquello que te no te has imaginado y de repente se hace realidad. Los medios, la música, la banca, cualquier sector habla de digitalización. Y el futuro nos traerá nuevas tecnologías increíbles en las que ya se estamos trabajando”.

Camara 3D para la impresión 3D de HP

Camara LifeStyle 3D aplicada a la impresión 3D de HP

HP nació en 1939 como una compañía que fabricaba osciladores. Y su primer cliente fue Walt Dysney, que necesitaba el aparato para crear las ondas de la película Fantasía, que también tenía la magia como protagonista. Ahora el futuro de la compañía pasa por la impresión 3D, donde Herrero también ve magia: “Ya se pueden fabricar cosas actualmente que no se hubieran podido hacer cinco años atrás, formas que ni siquiera existen en la Naturaleza y que a mano un humano tendría imposible hacer”. Por más que Herrero sea ingeniera y lleve más de 30 años trabajando en HP, por más que la única varita es la ciencia y la tecnología, le gusta hablar de esa magia que “hace posible lo que parecía imposible”.

Ve por ejemplo magia en la tecnología que HP llevó al Hospital Niño Jesús (Madrid) recreando un mundo imaginario en el proyecto ‘El Retiro invade el Niño Jesús’. La empresa que dirige aportó su tecnología de impresión digital HP Latex para convertir el área de oncología pediátrica en “un mundo verde y mágico” para hacerle olvidar a los niños que donde están ingresados es un hospital. También en el Hospital Sant Joan de Déu (Barcelona) mejoraron la experiencia de los niños que debían pasar pruebas como el TAC o la resonancia magnética para que sintieran que entraban dentro de una nave espacial para quitarles estrés durante la prueba médica.

“La realidad inmersiva puede ayudar a niños con problemas neuronales y eso me parece mágico”, insiste. “O que desarrollemos alas de avión que en función de cómo vuela puedan cambiar de forma… Eso no se te hubiera ocurrido hace unos años y ya es posible. La tecnología está para ayudarnos a vivir mejor. Y en eso trabajamos”, añade la directiva con orgullo. “La magia está en imaginar algo y tener el equipo que lo haga realidad”.

Educación para el futuro

“Lo más importante que tiene que hacer el ser humano es aprender”, afirma Herrero, muy preocupada por la formación que hace falta para que los ciudadanos se adapten a los cambios tecnológicos que se avecinan.

¿Qué capacidades se necesitan en el mundo del siglo XXI? “Las que realmente ayudan a trabajar en equipo y desarrollar la creatividad”, responde. “Hay que reinventar la manera en la que se aprende. Y tenemos que ayudar a los profesores a que enseñen a través de proyectos, de enseñar creando en vez de memorizando. Tenemos que aprender desde niños cómo utilizar la tecnología. No es que necesitemos solo más tecnólogos, sino que precisamos que todo el mundo entienda cómo utilizar la tecnología, porque ésta va a estar incorporada en cualquier profesión, de la educación a la medicina o el marketing. No hay ningún área o departamento en la que no vaya a estar presente esta transformación tecnológica que estamos viviendo. Y por eso es tan importante entender qué se puede hacer con ella. La tecnología es el nuevo inglés: la capacidad que hará falta para todo”.

El 65% de los jóvenes que actualmente estudia no pondrá en práctica su formación en trabajos u ocupaciones actuales

“Los jóvenes de hoy van a trabajar en profesiones que no existen todavía”. Y se explica: “El 65% de los jóvenes que actualmente estudia no pondrá en práctica su formación en trabajos u ocupaciones actuales, según el último Foro de Davos. Y estoy de acuerdo: tenemos que formar a futuros profesionales que sean capaces de aprender y desaprender de forma permanente”.

“Como todas las revoluciones, habrá puestos de trabajo que serán sustituidos. Y más que puestos, tareas. Pero habrá muchos nuevos que se crearán gracias a la tecnología. Ya hay profesiones que antes no existían: expertos en datos, en blockchain, en redes sociales, etc”.

Cuando a principios de los 80 Herrero entró a trabajar en HP “todavía hacíamos los memos a mano y se usaban las tarjetas perforadas y ahora haces un copy paste y ya está. Han desaparecido en las últimas décadas de tareas rutinarias de nuestra vida gracias a la tecnología que nos ha permitido centrarnos en labores más creativas. Y este es el proceso que ahora se está acelerando”.

La tecnología y las mujeres

“Es importante que las mujeres se incorporen en el desarrollo de la tecnología y la toma de decisiones de las empresas por todo el impacto social que éstas tienen. No puede ser que los productos tecnológicos los diseñen mayoritariamente hombres porque estaríamos dejando fuera al 50% de la sociedad que los va a usar. Hay que tener una visión diversa para resolver problemas complejos. La diversidad es un factor diferencial”.

“Necesitamos que las mujeres se incorporen a la toma de decisiones del impacto que tiene en la sociedad la tecnología”

Herrero presume de que en HP en San Cugat trabajan dos mil personas de más de 60 nacionalidades. “La diversidad ayuda a pensar de manera diferente y se adapta mejor a un mundo hiperglobalizado”.

Herrero, una de las primeras mujeres que en España estuvo al frente de un gigante tecnológico, insiste en que la necesidad de incorporar más mujeres a la dirección de grandes empresas del sector no solo es un derecho de las mujeres, “es una necesidad económica. Necesitamos que las mujeres se incorporen a la toma de decisiones del impacto que tiene en la sociedad la tecnología y qué se puede hacer con ella”.

En 1982, cuando Herrero se incorporó a HP, las mujeres llegaron a alcanzar en España una representación del 40% en las carreras tecnológicas. Sin embargo, con el tiempo esa proporción llegó a reducirse hasta el 10%. Actualmente la presencia de mujeres en el sector STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, por sus siglas en inglés), ronda el 18%. ¿Hay por fin un cambio de tendencia al alza?

Zapatillas impresas en 3D con la tecnología FitStation de HP

Zapatillas impresas en 3D con la tecnología FitStation de HP

“Se ha avanzado, pero queda mucho por hacer”, responde. “En España hay muchos casos de empresas tecnológicas dirigidas por mujeres: IBM, Microsoft, Siemens… Pero es una excepción. Lo importante son las oportunidades para mandos intermedios. Hay que ayudar a las mujeres a que realmente se incorporen a esos puestos, en los que seguimos siendo minoría”.

¿Qué tiene que cambiar el sector para ser más atractivo para las mujeres? “Las áreas tecnológicas tienen menos presencia de mujeres porque tiene una imagen friki. Por eso hay que transformar la educación y enfocarla a las aplicaciones. Hay que hacer hincapié en el impacto social de la tecnología, en qué puede ayudar.  La tecnología es creación. Y hay que hacerla atractiva para el talento”.  Herrero añade: “Por supuesto para atraer más talento femenino, que es algo que esta industria necesita urgentemente, son importantes los referentes. Tenemos que quitarnos esos prejuicios inconscientes  que rodean el mundo tecnológico como algo frío y distante para llegar a la diversidad que necesitamos”.

La innovación española

¿Qué mensaje le mandaría al Gobierno? “Este país necesita dar a la innovación toda la importancia que tiene. Si queremos que España juegue un papel importante en el futuro debemos hablar de talento y de educación. En este sentido, la innovación debe formar parte de la agenda estratégica del país. Es crítico adaptarse y ayudar a las empresas a las pymes a que puedan crecer. Queda mucho por hacer y la tecnología es el motor del cambio del modelo de negocio”.

Insiste Herrero en que la revolución que estamos viviendo no se va a parar y lo importante es adaptarse. Como país, como empresa y como individuos. Para demostrarlo echa la vista atrás: “Me acuerdo cuando se ensamblaban impresoras aquí”, afirma Herrero en referencia a la sede de HP en San Cugat. “Poco a poco la fabricación se trasladó a Asia, pero este centro se ha convertido en el centro mundial de impresión 3D y el centro europeo de artes gráficas, con responsabilidad del diseño y el marketing, trayendo ingenieros para centrarnos en la innovación del producto. Cuando se trasladó la fabricación, a finales de los 90, fue un momento crítico, porque éste podía haber quedado como un centro secundario. Pero San Cugat se ha convertido en un ejemplo perfecto de transformación a través de la innovación, un referente europeo de I+D. Y a su alrededor han surgido muchas pymes innovadoras que aprovechan este ecosistema. Lo que transforma un país es la innovación y es en eso en lo que hay que invertir”.

HP ha cambiado mucho a lo largo de las últimas décadas. Poco tiene que ver con la empresa que fabricaba calculadoras hace 40 años: “Recuerdo cuando lo que teníamos eran impresoras de percusión”, cuenta Herrero dando golpes en la mesa con los nudillos. “Recuerdo cuando a mediados de los 80 salió una impresora de inyección que era pequeña y te la podías llevar a casa. Fue una auténtica revolución. Igual que cuando llegaron los ordenadores personales y los disketes”.

Nunca eres muy consciente de que estás viviendo una revolución hasta que te paras y miras un poco hacia atrás

“Nunca eres muy consciente de que estás viviendo una revolución hasta que te paras y miras un poco hacia atrás”, sostiene Herrero, que insiste con orgullo que la impresión 3D tiene su origen en HP y que es una de esas tecnologías que más van a cambiar el mundo en los próximos años en relación a la inteligencia artificial y el internet de las cosas.

Tecnología HP Multi Jet Fusion

Tecnología HP Multi Jet Fusion aplicada a los coches de carreras

Durante el HP Innovation Summit, HP presentó nuevas aplicaciones en uso de la impresión 3D, que sirve desde para los nuevos cascos más ligeros para la Guardia Pontificia Suiza, a la fabricación de nuevas válvulas para coches de F1 o maquinaria industrial utilizada en la construcción de rascacielos y aparatos ortopédicos a medida de los pacientes. “También hemos diseñado una impresora que puedes enviar en una nave espacial, que es algo que tiene mucha importancia, porque ayudará a resolver dilemas que pueden surgir en el futuro”, añade.

“Tenemos que adaptar no solo la educación, también las leyes y los valores adaptados al mundo que viene”, advierte Herrero. Le resulta difícil elegir uno entre todos los retos de la Cuarta Revolución Industrial, pero los que más le preocupan son la educación, la seguridad y la sostenibilidad. “Las empresas tenemos que tener muy presentes en el futuro la economía circular y la sostenibilidad del planeta. Tenemos que hacer que el mundo sea inclusivo, que la educación ayude a integrarnos. Y la tecnología tiene la capacidad para reducir desigualdades: hoy es posible que gente con pocos recursos acceda a información de todo el mundo”. No hace tanto que eso solo hubiera sido posible con la varita mágica de Fantasía.