Pablo Llarena, el magistrado del Tribunal Supremo encargado de la causa del procés, fue acosado este sábado por la noche por un grupo de independentistas en Gerona.

El magistrado estaba cenando en un restaurante de Palafrugell junto 17 amigos, entre los que se encontrar Alberto Fernández, presidente del grupo municipal del PP del Ayuntamiento de Barcelona, y su esposa.

https://twitter.com/PalafrugellCdr/status/1023349053734768641

Los Comités para Defensa de la República (CDR) de la localidad avisaron por las redes sociales de la presencia de Llarena en un restaurante con la consigna de que «Llarena no es bienvenido», según informa elmundo.es.

Una veintena de independentistas acudieron al restaurante para increpar, insultar y golpear el coche dentro del cual abandonaba el local el magistrado y su mujer.

«Las calles siempre serán nuestras», amenazaron los radicales de Palafrugell, que le daban así la «bienvenida al Ampurdán».