Más de un millar de personas se han reunido este viernes convocadas por las entidades independentistas Òmnium y ANC ante la cárcel de Lledoners para homenajear al exconseller de Interior Quim Forn, en prisión preventiva, el día que se cumple un año de los atentados del 17A.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra; la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie; el portavoz de Òmnium Cultural, Marcel Mauri; la miembro de la Asociación Catalana de Drets Civils (ACDC) y mujer de Forn, Laura Masvidal, y el presidente de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI), Josep Maria Cervera, tomarán la palabra en los parlamentos que tendrán lugar a lo largo del acto.

Los independentistas, resguardados de la lluvia por sus paraguas, repiten consignas como «Libertad presos políticos», «Ni un paso atrás», «Som república» o «Quim Forn, nuestro conseller».

Antes de comenzar este acto, Torra ha visitado a Forn en la cárcel de Lledoners junto al vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès; la portavoz del Govern y consellera de Presidència, Elsa Artadi; el conseller de Interior, Miquel Buch, y la consellera de Justicia, Ester Capella.

El presidente de la Generalitat se ha dirigido a la concurrencia con un discurso muy duro: «No tenemos que defendernos de nada. Tenemos que atacar al Estado Español. Y no pararemos hasta llegar a la República», ha dicho. «Estamos más fuertes que nunca y más decididos que nunca al llegar a la República catalana».

Torra se ha mostrado contundente y ha afirmado que «no pararemos no solo hasta que los compañeros sean libres y hayan vuelto los exiliados, sino hasta que lo sea nuestro pueblo». Asimismo, ha llamado a iniciar «una marcha para recuperar los derechos civiles y políticos de este país hasta que sea efectiva la república».

El president ha reivindicado el «espíritu de convivencia y solidaridad» que, ha dicho, mueve al pueblo catalán, y ha pedido a la sociedad que rechace siempre «cualquier intento» para evitar que así sea, pues Cataluña es «un país que quiere paz y quiere convivencia».

Al lugar han acudido también representantes del PdeCat, como la vicepresidenta Marta Nogueras, o el diputado de ERC Joan Tardá, al tiempo que Torra ha acudido a la cárcel acompañado por la consellera de Presidencia, Elsa Artadi, y del conseller de Interior, Miquel Buch. Los asistentes a la concentración llegaron al lugar con lazos y prendas amarillas, símbolos reivindicativos del independentismo, y con multitud de pancartas pidiendo la libertad de los «presos políticos». En un ambiente festivo, y en muchos casos a pie, los manifestantes iban llegando a un acto de corte festivo, con la actuación musical de un grupo de jóvenes en el lugar.

Por su parte, la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie ha pedido al Govern que «garantice en la medida de lo posible y dentro de sus capacidades la libertad de expresión», que ve en peligro en el Estado.

Desde las cuentas de la ANC, la entidad soberanista establecía vínculos entre el homenaje a los fallecidos hace un año y el recuerdo a los dirigentes en prisión por la causa independentista. «Solidaridad con las víctimas de los ataques. Reconocimiento de la seguridad y sanidad de Cataluña. Rechazo de la hipocresía y la complicidad institucional con los que hacer negocios con la guerra», aseguraba en Twitter una de las cuentas de la ANC, que acompañaba el mensaje con el lema de los atentados «No Tenien Por (No tenemos miedo)», junto al lema «Libertat Presos Políticos».

Las redes se llenaban este viernes por la tarde de mensajes de los asistentes a la concentración. Las entidades soberanistas han fletado autobuses desde distintas partes de Cataluña para garantizar la asistenica masiva. Algunos de los asistentes destacaban a través de Twitter la gran afluencia al centro penitenciario y difundían imágenes de decenas de coches haciendo cola en el acceso al lugar.

Torra ya ha lamentado la ausencia de los ex consellers encarcelados en los actos, al tiempo que ha agradecido la presencia de la mujer de Forn durante el homenaje oficial organizado por el Ayuntamiento de Barcelona. «Día de memoria, de acompañar en el dolor a las víctimas del atentado de Barcelona. Actos emotivos por la paz. Agradecido de que me haya acompañado Laura Masvidal, la mujer del conseller Quim Forn, injustamente encarcelado. Él, y el resto de presos políticos, son quienes deberían haber estado», ha denunciado a través de Twitter.

Durante el acto, el president ha dedicado el homenaje «a las víctimas» y ha reconocido que la Generalitat «quizás no ha sabido acompañar(las)».

En este sentido, ha indicado: «Solo si somos capaces de conseguir acompañar a las víctimas lo conseguiremos», ya que su gobierno debe ocuparse siempre de «las personas».

Este mensaje coincide con el de las CDR, que en las redes han denunciado que «quienes deberían haber estado en Las Ramblas» se encontraban en prisión. Torra ha mostrado su apoyo a esta organización de CDR, a quienes deseaba «toda la suerte» en su manifestación convocada en protesta por la presencia del Rey.

No es la primera reivindicación política de Torra en el primer aniversario de los atentados. En su declaración institucional a primera hora de este viernes, el president ya ha aprovechado las palabras dirigidas a las víctimas para reivindicar al ex jefe de los Mossos, Josep Lluis Trapero, y a Forn, «injustamente encarcelado».