La Justicia belga ha rechazado este lunes la orden europea de detención y entrega (OEDE) cursada por España contra el rapero mallorquín Josep Miguel Arenas, conocido artísticamente como Valtonyc, al considerar que ninguno de los tres delitos por los que le reclama la Justicia española constituyen delito en Bélgica, según han informado los abogados de la defensa.

El pasado 3 de septiembre el magistrado encargado del caso escuchó a ambas partes y, dos semanas después, ha decidido no ejecutar la orden de entrega europea al rechazar los tres delitos de los que es acusado el rapero.

La decisión la ha confirmado el abogado de Valtonyc, Gonzalo Boyé, en su perfil de Twitter. «Hoy ya es un gran día en Gante… y ahí lo dejo #LibertadExpresión», decía en un primer mensaje que iba acompañado poco después por un «no son delitos, se llama libertad de expresión».

Valtonyc estaba condenado a una pena de tres años y medio de cárcel y se encuentra desde el pasado 5 de julio en situación de libertad condicional en Bélgica, país en el que vive desde que el pasado mes de mayo concluyó el plazo para presentarse ante la Audiencia Nacional.

La Justicia belga no ha considerado el delito de terrorismo y sí uno de opinión, una categoría que no está entre los 32 que contempla la Orden Europea de Detención y Entrega. De cumplir una de esas categorías la euroorden se debería ejecutar de manera automática, pero al no hacerlo queda en manos de la Fiscalía del país centroeuropeo.

Podemos celebra la euro orden

La portavoz adjunta de Podemos, Laura Camargo, ha celebrado este lunes la orden europea de detención y entrega cursada por España contra Valtonyc, asegura que «claramente» la justicia belga está «más cerca de la libertad de expresión que la española».

En rueda de prensa, Camargo ha dicho que la justicia belga ha considerado que «sus letras están dentro de los parámetros» de la libertad de expresión y que estos «son más importantes que otras atribuciones» que ha realizado la justicia española.

Por su parte, la portavoz del PP, Margalida Prohens, ha manifestado su respeto por la justicia y ha señalado que este es un «proceso abierto» en el que no se ha dicho todavía «la última palabra». Así, ha manifestado su «máximo respeto a la justicia belga y también a la española, que deberá defender su punto de vista». Asimismo, ha señalado que «Valtonyc es un prófugo de la justicia» y que esto es algo «lamentable».