Buen día en el cuartel general de los populares. La oposición de la Fiscalía a abrir una causa penal contra Pablo Casado por los presuntos delitos de prevaricación y cohecho impropio en su máster de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos es, sin duda, un balón de oxígeno para el líder del PP.

El secretario general popular, Teodoro García Egea, ha señalado en rueda de prensa en Génova que «la verdad se abre camino poco a poco. Siempre lo he dicho. Las dudas sobre la honorabilidad de Casado se van despejando, justo lo contrario a otros casos», en alusión velada a la tesis doctoral del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que deberá comparecer en el Senado.

«De nada hay que preocuparse si se tiene la verdad a tu lado», ha agregado Egea, que ha defendido que «la mejor política es la honestidad» y que se van desmotando «por la vía de los hechos» los que dudaron sobre la integridad de su jefe de filas. Al hilo de esta afirmación que subrayado que «espero que los que han colaborado en el linchamiento del presidente bajen el nivel, se lo recomiendo a Sánchez y Rivera. Si no tienen agenda que lean a Baltasar Gracian, «El arte de la prudencia»».

El PP no se sumará a la  intención de Cs de pedir una comisión que investigue la tesis de Sánchez

En definitiva, el anuncio de la Fiscalía «no hace si no apuntalar la autoridad y honorabilidad» y sólo queda  esperar que Sánchez «disipe dudas, tenga la misma diligencia, dé las mismas explicaciones, y no por burofax, sino ante los medios, los ciudadanos y el Parlamento». En todo caso no parece que los populares vayan a secundar la intención de Ciudadanos de constituir una comisión de investigación sobre la tesis presidencial.

Y no sólo sobre el máster, porque el PP cree que también la URJC ha cerrado el capítulo de las dudas la carrera de Derecho del líder popular, de modo que «todo está todo en orden. Todas la dudas que se puedan sembrar quedan disipadas. No hay nadie que humana y profesionalmente le supere», ha dicho un entusiasta Egea.

La buena noticia, aunque no definitiva puesto que la decisión de la Fiscalía no es vinculante, pilló a Casado en una reunión con los secretarios generales provinciales de su partido para analizar «municipio por municipio, región por región comunicad por comunidad» la situación del PP para afrontar las elecciones locales y autonómicas de mayo del año que viene.