Política

Ana Pastor responde a las advertencias del Gobierno: "Esta Mesa no admite presiones"

El Ejecutivo advirtió al Congreso que no podía frenar la triquiñuela parlamentaria para eliminar el veto del Senado

logo
Ana Pastor responde a las advertencias del Gobierno: "Esta Mesa no admite presiones"
La presidenta de la Comisión Permanente del Congreso, Ana Pastor,

La presidenta de la Comisión Permanente del Congreso, Ana Pastor, EFE

Resumen:

La presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, ha rechazado este lunes las «presiones» políticas recibidas en la Mesa del Congreso, que este lunes tiene que decidir si admiten los recursos de PP y Ciudadanos contra la triquiñuela legal en forma de enmienda presentada por el PSOE para eliminar el veto del Senado a los presupuestos. Pastor responde así al ejecutivo, que la semana pasada intentó marcar el camino a este órgano, iniciando una guerra abierta con el poder legislativo.

«La Mesa del Congreso es un órgano constitucional y no admite ningún tipo de presiones», ha insistido Pastor de forma tajante a su entrada a la reunión, sin hacer comentario sobre la decisión que tomará este órgano, en el que PP y Ciudadanos tienen mayoría. Todo apunta a que este órgano pedirá un informe a los letrados del Congreso para determinar los pasos a seguir.

El presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, defendió el pasado jueves la legalidad de este táctica parlamentaria, por la que enmendaron a una Ley de Violencia de Género con una modificación que poco tenía que ver con el resto del texto legislativo, y en la que había consenso para eliminar el veto de la Cámara Alta. «Es perfectamente legal. Es una técnica parlamentaria que se ha utilizado en reiteradas ocasiones y lo importante es que vamos a tener un presupuestos con 6.000 millones más», defendió Sánchez.

La representante del Grupo Socialista en la Mesa, Micaela Navarro, ha reclamado «respeto a las decisiones de las mesas de cada comisión», pidiendo que la enmienda continúe su curso después de que el pasado jueves la comisión de Justicia, presidida por la socialista Isabel Rodríguez, la admitiera a trámite con los votos de PSOE y ERC y la negativa del PP. «El PSOE tiene clara su posición», ha defendido Navarro, que ha rechazado que se estén produciendo presiones del PSOE a la Mesa: «Que yo conozca no, pero tenemos que preguntárselo al PSOE, yo no tengo conocimiento de que se estén produciendo porque cualquiera que conozca el reglamento  sabe que no es posible».

Moncloa difundió un precedente legal para advertir a la Mesa

Conscientes de que los dos grandes partidos de la oposición intentarán dar la batalla en la Mesa del Congreso, donde tienen mayoría, el Gobierno recurrió este jueves a un hecho insólito y “recordó” a la Mesa del Congreso que su trayectoria en situaciones similares determina que “no puede revisar los acuerdos alcanzados en Comisión, al igual que ha sucedido en otras ocasiones”.

Para demostrar su tesis, la Moncloa difundió un acuerdo de la mesa del Congreso del 24 de junio de 2014, bajo la presidencia de Jesús Posadas (PP), que viene a avalar sus argumentos. “No procede que la Mesa de la Cámara revise la decisión de la Mesa de la Comisión de Justicia en relación con la calificación y admisión a trámite de las citadas enmiendas. Se acuerda, en consecuencia, desestimar la solicitud de reconsideración presentada”, estableció entonces una Mesa dominada por el PP en un caso muy similar.