Nacional | Política

Podemos pide demoler la cruz del Valle de los Caídos y convertirlo en memorial público

El partido reclama al Gobierno que elimine cualquier posibilidad de que el nuevo lugar de enterramiento de Franco se convierta en un lugar de culto al fascismo

Vista fronta de la basílica del Valle de los Caídos, donde está enterrado Franco.

Vista frontal de la basílica del Valle de los Caídos, donde estaban enterrados los restos de Franco. EFE

El Valle de los Caídos sigue alimentando la actividad política. Este viernes, Podemos ha presentado una propuesta para convertir el monumento en el que reposan los restos del dictador Francisco Franco en un parque memorial público, para resignificarlo. El partido que dirige Pablo Iglesias apuesta por conservar su diseño estético, pero desprovisto de «simbología fascista», por lo que porpone «demoler» su característica cruz y retirar el control de la basílica a los religiosos.

El grupo reclama la gestión pública del «Valle de Cuelgamuros», transformado en un «centro memorialista» al estilo de otros espacios europeos como el campo de concetración nazi de Auschwitz, sin destruirlo pero eliminando todos los símbolos fascistas tanto en el interior como en el exterior.

Dentro de ese planteamiento, se incluye la petición de demolición de la gran cruz de piedra que corona el complejo, el elemento más destacado del conjunto de 150 metros de altura y brazos de 24 metros cada uno, y la utilización de su «residuo gravoso» para crear otro monumento de respeto a las víctimas.

El partido considera imprescindible recuperar la gestión pública del monumento, incluida la basílica

El proyecto contempla como «imprescindible» la desacralización del Valle de los Caídos y su total recuperación, incluida la basílica de los monjes benedictinos en la que están las tumbas de Francisco Franco y José Antonio Primo de Rivera. Para esto piden revisar los acuerdos de 1979 con la Santa Sede, que otorgaron el control de la basílica a los religiosos, aunque eso, según señalan, no supondría eliminar la simbología religiosa, sino que el control total lo tenga Patrimonio Nacional.

La idea de Podemos es que este proyecto pueda ser licitado mediante un concurso público internacional con la participación de las asociaciones de memoria y las víctimas.

Además, Podemos pide al Gobierno que elabore un plan de gestión específico para «eliminar de raíz cualquier posibilidad» de que tras la exhumación de los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos pueda crearse un nuevo «lugar de culto al fascismo» o que el nuevo emplazamiento del cuerpo se convierta «en punto de peregrinaje del franquismo». Por ello, afirma que la familia de Franco debe hacerse cargo «de decidir en que tumba privada prefieren enterrarlo».

Además de la exhumación de los restos de Franco, Podemos entiende que también se debe exhumar el cuerpo de José Antonio Primo de Rivera, y hacerlo todo con una «intervención transparente» para que quede claro «que es un sistema democrático quien acaba con el mausoleo de un dictador».

Comentar ()