El Iberojet Palma de Mallorca perdió este fin de semana en casa, frente al Sáenz Horeca Araberri (71-79), en la sexta jornada de la Liga Leb Oro, la segunda división del baloncesto español. No habría pasado de ahí la polémica del partido de no ser por una circunstancia particular, que no pareció gustar al presidente del equipo local, Guillem Boscana. Dos de los tres colegiados que arbitraban el partido eran mujeres: Eva Areste Giralt y Sara Peláez Santana, con David Sánchez como último miembro del trío.

«Nunca había pasado. Y yo creo que con una ya basta. Con una basta porque…buf, hubo momentos en los que yo creo que perdieron un poco los papeles», se ha lamentado Boscana en una entrevista concedida a Cope Mallorca, después de que el periodista le preguntara por esta circunstancia y lo «bien» que hablaba del camino hacia la igualdad en el estamento arbitral.

Después de la respuesta de Boscana, el periodista trata de reconducirle y subraya que «malos son ellos y ellas». «Yo no digo que sean malas, digo que hubo momentos en que no estuvieron afortunadas en sus decisiones, independientemente de que fueran hombres o mujeres», responde el presidente del Iberojet Palma. El periodista vuelve a insistir en que el comentario «con una basta» puede interpretarse como «machista», y Boscana no recula del todo. Simplemente señala de nuevo que «nunca había visto un partido» con dos mujeres como árbitros.

Las palabras ‘no fueron las más acertadas’

El club ha emitido un comunicado este mismo martes asegurando que su presidente «no ha querido menospreciar a ninguno de los colegiados del partido del pasado domingo por el hecho de ser mujer».

«Boscana reconoce que sus palabras no fueron las más acertadas pero que estas simplemente hacían referencia a un descontento personal con el arbitraje del domingo, hecho independiente al género de los colegiados. Aspecto que además, reconoce que no tuvo influencia en el resultado del encuentro», añade el club en el comunicado colgado en su página web.

La situación de las mujeres en el arbitraje está visibilizada en el baloncesto especialmente a través de figuras como Anna Cardús, en ACB desde la temporada 2002-2003 y hasta el pasado verano. En la actual temporada, la única mujer que arbitra en ACB es Esperanza Mendoza, del comité extremeño.

En la Liga LEB Oro, además de Eva Areste y Sara Peláez, este fin de semana arbitraron otras dos mujeres más. Yasmina Alcaraz en el Chocolates Trapa Palencia-Levitec Huesca y Asunción Langa en el Melilla Baloncesto-TAU Castelló.