El ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha ofrecido este martes ser el número dos del presidente de ERC, Oriol Junqueras, en una candidatura unitaria del soberanismo en las próximas elecciones europeas. Una oferta que contrasta con las declaraciones del aludido, quien ha dejado claro en una entrevista en la Ser que Esquerra no volverá a dinámica de las listas conjuntas que intenta imponer Puigdemont para las elecciones municipales y europeas del próximo mayo, como previa para unas eventuales elecciones autonómicas.

En declaraciones a Catalunya Ràdio, Puigdemont ha recalcado que si fuese posible configurar una lista independentista conjunta «el liderazgo de Junqueras es indiscutible». Así, Puigdemont ha señalado que no quiere ser candidato a las europeas, pero ha abierto por primera vez la puerta a concurrir a los comicios de mayo: «La única manera de que yo sea candidato es ir de dos de Oriol Junqueras», ha afirmado.

Sin embargo, Junqueras afirmaba paralelamente en la Ser es «más eficaz» que el independentismo presente varias opciones para abarcar desde la extrema izquierda de la CUP a la derecha que a su juicio representan el PDeCat y la Crida que impulsa Carles Puigdemont y los líderes de JxCat.

«No hay opciones buenas y opciones malas. Hay opciones más útiles y opciones menos útiles. Se ha demostrado que ir separados pero con planteamientos unitarios es mucho más eficaz. Del centro hacia la izquierda y del centro hacia la derecha todos tienen que conseguir el mejor resultado posible. El objetivo es compartido», ha añadido Junqueras en una entrevista realizada por escrito desde Lledoners, en la que no se le ha preguntado directamente por la oferta de Puigdemont.

Oferta inviable

De hecho, la oferta de Puigdemont es legalmente inviable, puesto que para concurrir a las elecciones al Parlamento Europeo y recoger después el acta de eurodiputado debería presentarse ante la Junta Electoral Central, en Madrid, lo que le pondría en manos de la justicia española.

De este modo, Puigdemont puede concurrir, pero lo haría sabiendo que no podrá hacer efectiva su elección porque no puede pedir que sea otro el que haga efectiva su acta de diputado. Tampoco parece viable la opción que se había manejado de que el ex presidente catalán se integre en la lista de los nacionalistas flamencos, puesto que la legislación belga establece que los candidatos deben conocer la lenga de la región por la que se presentan.