Política

Socialistas y 'comunes' avalan el trato a los presos independentistas en Cataluña

Los separatistas afean a C's el bus contra los indultos y el portavoz de JxCat reta a los naranjas a llevarlo a Cataluña

Pintadas a favor de los presos independentistas en la cárcel catalana de Lledoners.

Pintadas a favor de los presos independentistas en la cárcel catalana de Lledoners. EFE

Ciudadanos y PP se han quedado solos hoy en el Parlament denunciando lo que entienden como trato de favor a los líderes independentistas presos en las cárceles catalanas. Ni PSC ni los Comunes han secundado la moción en la que C’s pedía el listado de visitas de consellers y altos cargos de la Generalitat a las prisiones tanto de Madrid como de Cataluña en las que han estado ingresados sus compañeros de partido y reclamaba «igualdad de trato» para estos presos.

Una moción que ha servido a JxCat y ERC para echar en cara a la bancada naranja el autobús anti-indultos que recorre Madrid y acusar al partido de Inés Arrimadas de generar «odio y división». Su ponente, Lorena Roldán, para advertir al PSC de que «a partir de hoy será cómplice del trato de privilegio a los presos del procés«.

El punto más controvertido del texto instaba al Parlament a rechazar «la aplicación de regímenes más benignos de privación de libertad, progresiones en grado o regímenes abiertos a determinados presos por razón de sus relaciones con los actuales responsables políticos del Govern de la Generalitat». Una traslación al Parlament de la batalla contra los futuros indultos en las materias que son competencia de la Generalitat.

La moción cuestiona que se de trato de autoridad a los líderes de Òmnium y ANC o al director de TV3

La moción pedía además el listado de visitas del Govern y el presidente del Parlament a los presos, así como la justificación jurídica de que se considere «autoridad» a electos de otras comunidades y países, representantes sindicales, patronales o de asociaciones separatistas, políticos sin cargo público y el Director de TV3. Reclama también una justificación sobre los permisos para concentraciones que vulneran el perímetro de seguridad de los centros penitenciarios.

«Si tienen constancia de privilegios por qué no emprenden acciones legales para denunciarlo» se ha preguntado la diputada socialista Rosa Maria Ibarra, que ha rechazado la iniciativa de C’s tachándola de «estrategia para alimentar el conflicto». «Presentan esta moción no porque sea el gran conflicto de los catalanes, sino porque les permite generar un titular que a ustedes les ayuda pero no ayuda al clima político catalán», ha concluido.

Los socialistas han apoyado solo dos puntos del texto, referidos a la necesidad de garantizar las condiciones de trabajo de los funcionarios de prisiones y la función de colaboración de la Administración Penitenciaria con la Justicia, puntos que igualmente han sido derrotados por la oposición de JxCat, ERC, CatEC y la CUP.

«El debate real no es el de privilegios a presos» sino si «tenemos que hacer una excepción con los derechos fundamentales de estos presos políticos» ha asegurado por su parte Joan Josep Nuet, de CatEC. Nuet ha acusado a la portavoz de C’s, Lorena Roldán, de «no atreverse a decir» que esa es la cuestión que subyace en su moción, la limitación de derechos de los presos separatistas.

Moción para alimentar la crispación

El republicano Gerard Gómez del Moral ha definido el texto como una moción «para hacer lo que saben, dividir, crispar, alimentar el odio y generar fractura, porque creen que contra los independentistas todo se vale» y ha recriminado a C’s que «critican el señalamiento y montan un autobús con la cara del presidente de mi partido, que está en prisión».

El autobús fletado por C’s para animar a participar en la manifestación contra un eventual indulto a los líderes del procés ha sido un argumento recurrente de todos los oradores independentistas, pero el más duro en este sentido ha sido Josep Costa, secretario de la Mesa a propuesta de JxCat, quien ha retado a los naranjas a trasladar ese autobús a Cataluña.

Para Costa quien los trata de forma injusta «es la Justicia española, Justicia que se ha puesto al nivel de Turquía» según él porque son «los únicos dos países miembros del Consejo Europa que tienen diputados en prisión».

Te puede interesar

Comentar ()