Gaspar Llamazares reconoció, durante una reunión de la cúpula de Actúa celebrada en Madrid en el mes de mayo, que creaba esta nueva plataforma política para competir directamente con Izquierda Unida, llevarse parte de su organización y disputarle directamente el espacio electoral de la izquierda, con él mismo a la cabeza. «Desvestir un santo para vestir otro», describe gráficamente en el encuentro. Así se pone de manifiesto en los audios de aquella reunión a los que ha tenido acceso El Independiente y de los que la dirección de Izquierda Unida también tiene constancia.

«Nosotros somos un partido y lo percibe todo el mundo, no tienen dudas, saben que se la juegan, y algunos nos propondrán estar en sus candidaturas para evitar que haya competencia, otros irán directamente a confrontar con nosotros y otros filtrarán que se han reunido con nosotros para ver si nos debilitan en próximas candidaturas», aseguraba Gaspar Llamazares en aquella reunión, en la que también estaba presente Baltasar Garzón.

Llamazares mantiene un gran enfrentamiento en las últimas semanas con Alberto Garzón, líder de Izquierda Unida, que le acusa de «tránsfuga» por montar un partido para competir directamente con IU. Para Llamazares, el partido se ha disuelto dentro de Podemos y ya no existe como tal, salvo en federaciones como la suya, Asturias, en las que defiende que seguirá militando pues cuentan con futuro y proyecto propio.

Sin embargo, durante la reunión del mes de mayo en la calle Ribera de Curtidores, Llamazares ya hablaba de la posibilidad de vaciar de contenido y militancia, precisamente, a IU Asturias. «Hay una crisis en Asturias a punto de una ruptura, y el argumento fundamental es: Gaspar está montando un partido político». «En relación a eso qué hacemos: ¿damos la patada o nos queremos llevar una organización con nosotros?. Somos políticos, ¿no? Querremos llevarnos a una parte de esa militancia para un futuro a la izquierda. No digo a Actúa, digo a la izquierda. Que no se quede por el camino».

‘Nos vamos a tener que comer las candidaturas’

En los audios a los que ha tenido acceso este medio, Garzón interviene sólo para explicar que se ha visto sólo dos veces con Iñigo Errejón. Durante un coloquio con escritores y en un acto en el que coincidieron y simplemente se dijeron «hola, tenemos que hablar». Garzón y Llamazares asumen que ellos serán las cabezas visibles de Actúa en las municipales, autonómicas y europeas en las que tienen la intención de concurrir.

Para presentarme a unas elecciones y si tengo que desvestir un santo para vestir otro, que estoy dispuesto a ello, necesito un mínimo organizativo’, dice Llamazares

«Este señor y yo nos vamos a tener que comer las candidaturas en buena parte, las más importantes. No puedo hablar por Baltasar, pero hablo por mí: para presentarme a unas elecciones, y si tengo que desvestir un santo para vestir otro, que estoy dispuesto a ello, necesito un mínimo organizativo», señala el ex coordinador general de IU entre 2000 y 2008. Un mínimo organizativo al que se refiere como «una organización que comparta la línea política, que tenga una estrategia y que no esté dividida».

Llamazares prosigue explicando su proyecto de desarrollo político del partido, que pretende que sea a partir de los comicios y no antes. Y pone de ejemplo a Podemos: «¿Es que Podemos se construyó como partido antes de las elecciones europeos? De eso nada». «Presentó una candidatura y luego construyó el partido. Es lo que estamos diciendo: primero presentemos una candidatura y para ello pongamos las bases que son una propuesta y un programa», explica.

«Cuando Actúa presente su programa para las elecciones, Actúa es un actor político y electoral. Es clarísimo. No necesitamos para eso conformarnos con órganos de dirección, saber quién es el secretario general, los portavoces… no es el momento», deja claro Llamazares, consciente de que el partido sólo tendrá futuro si consigue un éxito en las europeas, impulsado por su figura o por la de Garzón: «Yo tengo disponibilidad, porque sé que a las europeas o vamos como cabeza o no sacamos nada»