Un total de doce tramos viarios, entre ellos en la A2 y la AP-7, continuaban cerrados a las 11:20 horas de la mañana por las protestas de grupos de independentistas contra la celebración del Consejo de Ministros en Cataluña, que ya está reunido desde hace una hora en la Llotja de Mar de Barcelona.

Los Mossos ya han informado de que han conseguido desbloquear el paso en la AP-7 después de que fuera cortada por los CDR a la altura de L’Ampolla, en Tarragona, con la quema de neumáticos.

En cualquier caso, la vía todavía tardará en estar transitable, ya que los equipos de limpieza deben retirar los restos del asfalto de la vía, que estaba ocupada por unos 200 manifestantes desde primera hora de la mañana.

Según ha informado el Servicio Catalán de Tráfico (SCT), la media docena de vías que siguen cortadas son la A2 en Alcarràs (Lleida), la AP-7 en Sarrià de Ter (Girona), la C-25 en Santa Coloma de Farners (Girona), la C-31 en Pals, Torroella de Montgrí y Vergés (Girona), la C-66 en Celrà (Girona), la Gi623 en Saus (Girona), la Gi634 en Verges (Girona) y la NII en Sant Julià de Ramis (Girona) y Celrà (Girona).

A primera hora de la mañana, grupos de independentistas han cortado más de una veintena de carreteras, las rondas de Barcelona y los principales accesos a la capital catalana, en protesta por la celebración en Barcelona del Consejo de Ministros, que hoy aprueba el aumento del salario mínimo hasta los 900 euros mensuales.

Según datos de Tráfico, entre las 6 y las 8 de la mañana ha habido un 53 % menos de tráfico de entrada de vehículos al área de Barcelona, comparado con una jornada laborable normal.

Trenes

Una hoguera prendida por los CDR en la vía convencional de tren entre Celrà y Bordils (Girona) ha cortado dos horas el paso de trenes entre Girona y Barcelona, y según ha explicado Renfe, los pasajeros se han reconducido a la línea del AVE y han podido llegar a su destino.

El fuego ha sido apagado por los Bomberos de la Generalitat –que han recibido el aviso a las 6.50 horas– y se ha restablecido la vía a las 8.47, han indicado los Mossos d’Esquadra.

Un tren que salía a las 6.12 de Portbou (Girona) hacia la estación de Sants de Barcelona (8.39) ha tenido que detenerse por el incendio y ha dado marcha atrás hasta Figueres, donde los pasajeros han podido coger el AVE hasta su destino.