Política

El Gobierno cifra en 3.738,90 euros el coste que tendría exhumar los restos de Franco

Patrimonio Nacional circunscribe el gasto a la contratación de una empresa funeraria para la retirada de la losa de granito que tapa el sepulcro del dictador y asegura que los trabajos no afectarían a las características arquitectónicas de la basílica

logo
El Gobierno cifra en 3.738,90 euros el coste que tendría exhumar los restos de Franco
Tumba de Franco en la basílíca del Valle de los Caídos.

Tumba de Franco en la basílíca del Valle de los Caídos. R. O.

Resumen:

Patrimonio Nacional ha cifrado en 3.738,90 euros el coste económico que supondría retirar la losa que tapa el sepulcro de Franco en la basílica del Valle de los Caídos y restituir el solado de mármol para devolver el espacio al estado anterior al enterramiento, requiriendo dichas tareas tres jornadas de trabajo.

Así lo detallan los servicios técnicos del organismo dependiente del Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad en una memoria de 17 páginas enviada el pasado 15 de noviembre a la instructora del procedimiento administrativo -Cristina Latorre, subsecretaria del Ministerio de Justicia- puesto en marcha por el Gobierno de Pedro Sánchez para trasladar los restos del dictador.

El documento, elaborado por la Dirección de Inmuebles y Medio Natural y al que ha tenido acceso El Independiente, describe minuciosamente los trabajos que habrían de llevarse a cabo para retirar la losa sepulcral y tapar el hueco que quedaría cuando se levantara la lápida. Patrimonio Nacional se apresura a asegurar que las labores que tendrían que acometerse tienen la consideración de “obra menor” y no afectarían a las características arquitectónicas del inmueble.

El conjunto monumental del Valle de los Caídos está incluido en el Catálogo de Bienes Protegidos de las Normas Subsidiarias del municipio de San Lorenzo del Escorial (Madrid), aprobadas en su trámite definitivo por el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid en septiembre de 1999. El recinto goza del grado de protección integral global, lo que impide la ejecución de labores que vayan más allá de mantenimiento, consolidación y recuperación.

“Puesto que la actuación que se realizaría para la reposición del solado original no implica modificación de materiales, colores ni texturas, al usarse piezas de mármol idénticas a las existentes, es viable la ejecución de los trabajos previstos en esta memoria valorada en el inmueble de referencia”, concluye.

Detalle de la ubicación del sepulcro de Francisco Franco en la basílica del Valle de los Caídos.

Detalle de la ubicación del sepulcro de Francisco Franco en la basílica del Valle de los Caídos.

El sepulcro de Franco se ubica en el crucero de la basílica, donde se excavó un hueco para alojar el féretro con los restos mortales del dictador -enterrados sobre las 14.10 horas del 23 de noviembre de 1975- que se cerró con una losa de granito de una tonelada y medio de peso. Las dimensiones de esta pieza son de 226 centímetros de largo y 119 de ancho, con un espesor de 20 centímetros.

Patrimonio Nacional asegura que los trabajos no afectarían a las características arquitectónicas de la basílica, que goza de protección integral

El gasto calculado por Patrimonio Nacional corresponde a las tareas de retirada de la tapa de granito, lo que requeriría previamente levantar las dos losetas de mármol adyacentes situadas en ambos testeros a fin de descubrir las entalladuras existentes en la losa que se utilizaron en su momento para mantenerla levantada y que se pudieran retirar los rodillos que sirvieron para su colocación.

Extraída la pesada pieza, ésta se trasladaría mediante una traspaleta hasta las dependencias que se determinen y se procedería a tapar el hueco con seis baldosas de mármol negro ‘Marquina’ de 75,4 por 65 centímetros “con las mismas características que las existentes en la faja circundante”, reponiéndose las losetas anexas que hubieran podido quedar dañadas durante las actuaciones. Para ello sería necesario levantar muretes de un pie de ladrillo perforado apoyados en el fondo del hueco excavado y la realización de un forjado mediante colocación de rasillones y una capa de compresión de hormigón de cinco centímetros de espesor, según detalla el documento.

Detalle (zona sombreada) de las seis losetas de mármol que se colocarían para tapar el hueco dejado tras la retirada de la lápida.

Detalle (zona sombreada) de las seis losetas de mármol que se colocarían para tapar el hueco dejado tras la retirada de la lápida. PATRIMONIO NACIONAL

El organismo estatal calcula que los trabajos de retirada de la losa de granito requerirían tres horas de trabajo y que para la colocación posterior del forjado y el enlosado de mármol serían necesarios otros dos días de trabajo, lo que eleva a tres jornadas laborales la duración de las tareas de carácter arquitectónico.

Encargo a una empresa funeraria

Patrimonio Nacional reconoce que los trabajos de retirada de la tapa y las labores de exhumación “debería ser contratada a una empresa de servicios funerarios”, encargándose personal propio de las tareas de reposición del solado. Según exponen los servicios técnicos, ya disponen de los materiales necesarios (mármol, ladrillo, cemento, arena y agua) para su ejecución por las labores de mantenimiento que tiene encomendadas, por lo que no habría que incurrir en gasto adicional y tramitar un expediente administrativo al efecto.

El consejo de administración de Patrimonio Nacional administra ‘temporalmente’ desde hace más de 36 años la Fundación de la Santa Cruz del Valle de los Caídos mientras el Gobierno no desarrolle las previsiones legales previstas en la disposición final tercera de la ley reguladora del Patrimonio Nacional, aprobada en junio de 1982.

El procedimiento administrativo aprobado por el Consejo de Ministros mediante decreto-ley el pasado 24 de agosto enfila su recta final, a la espera de que los nietos del dictador puedan presentar alegaciones por segunda vez después de que el Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial (Madrid) haya emitido el informe urbanístico requerido y la Comunidad de Madrid haya enviado a la instructora el dictamen -no vinculante- en materia de sanidad mortuoria.