Andreu Van den Eyne, abogado de Oriol Junqueras y Raül Romeva, planteará la defensa como un juicio político con el objetivo de “atacar” un proceso judicial que considera un intento de “silenciar a la disidencia”. Así lo ha defendido hoy en la sede de Esquerra, donde el partido ha presentado un dispositivo de campaña electoral para seguir el “juicio a la democracia” que según los republicanos será el proceso en el Tribunal Supremo.

Van den Eyne ha explicado que su estrategia de defensa tendrá tres ejes: “desmontar el relato de la Fiscalía”, explicando “lo que realmente pasó”; el eje técnico con una comparativa de los hechos y el derecho penal; y el juicio político.

En este sentido, el letrado de los procesados republicanos ha asegurado que es imposible disociar la política de este proceso, como ha asegurado la defensa de Joaquim Forn que dirige Xavier Melero. “Han usado el sistema penal para atacar a personas no por lo que han hecho sino por lo que son”, ha apuntado Eyne, quien ha rechazado las críticas a su planteamiento político de la defensa.

Impugnación de pruebas

El letrado ha avanzado además su voluntad de impugnar cuatro bloques de pruebas. Van den Eyne pedirá la exclusión de todas las pruebas aportadas por el juzgado 13 de Barcelona, las periciales de inteligencia policial, y parte de las pruebas aportadas por la Fiscalía, ha avanzado.

Ha defendido además la coordinación entre las defensas, convencido de que la sintonía política entre los acusados evitará que ninguno de los procesados busque una ventaja individual, y ha incluida en esa sintonía al ex conseller Santi Vila, pese a no haber buscado una coordinación efectiva con él.

Campaña politica

El proceso judicial se solapara con una campaña mediático-política para la que Esquerra ya ha dejado claro que piensa echar al resto, planteando un dispositivo similar al de una campaña electoral. Y el pistoletazo de salida lo dará en una conferencia de Oriol Junqueras el próximo 29 de enero. Conferencia de la que no han querido dar detalles, aunque si han explicado que el líder de ERC ya la esta escribiendo “de su puño y letra”.

Esquerra prevé además realizar una serie de actos en diversas ciudades españolas para defender su postura en contra del juicio. Madrid, Zaragoza, Gijón, Málaga o Valladolid están entre los objetivos republicanos, que confían en el apoyo de sus socios en las próximas elecciones europeas.