La Ertzaintza mantiene abierta una operación contra la ‘kale borroka’ en Euskadi que por el momento se ha saldado con dos detenciones. La primera de ellas se ha llevado a cabo a primera hora de esta mañana en la localidad alavesa de Amurrio y la segunda en la capital alavesa, Vitoria. Se trata de Galder Barbado, quien ha sido arrestado en Amurrio y tras lo cual se ha procedido al registro de su casa. Barbado ya fue detenido en mayo de 2016 en el mismo municipio cuando salía de la Herriko Taberna en la que trabajaba. En aquella ocasión se le acusó de enaltecimiento del terrorismo por la colocación de una pancarta durante una concentración juvenil celebrada en Llodio.

El segundo de los detenidos es Aitor Zelaia. Su arresto se ha producido en Vitoria y también ha sido registrada su vivienda. A ambos se les trasladará a Madrid para ser interrogados en la Audiencia Nacional desde donde se está dirigiendo la operación policial que continúa a estas horas abierta. Por el momento la Policía Autonómica vasca no ha informado sobre cuáles son los cargos que se les imputan. Según publica Gara, en la orden de detención se les relacionaría con un bidón encontrado en 2018 que contendría “material pirotécnico para la fabricación de explosivos caseros”.

Los arrestos han llevado a las juventudes de la izquierda abertzale a llamar a la movilización en protesta por la operación. Para las 13.30 de esta tarde ya ha sido convocada una concentración en el campus de la Universidad del País Vasco en Vitoria. Este campus ha registrado en los últimos años numerosos altercados organizados por grupos afines a la izquierda abertzale. Uno de los más recientes fue la agresión aun joven por participar de una organización que defendía la unida de España.