España | País Vasco | Política

El PNV lleva a Bruselas la sanción a un pelotari por exhibir una ikurriña

La Federación Internacional de Pelota Vasca suspende durante un año a un jugador por exhibir desde el podio la bandera. El Gobierno vasco ha exigido que sea revocada.

Ocurrió en octubre pasado en Barcelona. La capital catalana acogía el Campeonato del Mundo de Pelota Vasca, un certamen en el que compitieron jugadores de varios países que compitieron en el amplio abanico de modalidades que agrupa este deporte. En uno de ellos, el trinquete, se impuso la pareja compuesta por Peio Larralde y Bixintxo Bilbao, ambos pelotaris de la selección francesa. Cuando subieron al podio para ocupar el lugar que les correspondía y mientras los sones de ‘La Marsellesa’ sonaban por la megafonía, Bixintxo Bilbao, natural de la localidad vascofrancesa de Cibourne, sacó una ikurriña, que algunos de los miembros de su equipo le ayudaron a extender. La exhibió durante todo el acto de entrega de medallas que les proclamaba como campeones del mundo. En la enseña vasca se podía leer el lema ‘Gora Euskadi’ sobre el escudo de Euskal Herria, con los siete territorios culturales que agrupa (Baja Navarra, Lapurdi y Zuberoa en Francia, además de Vizcaya, Guipúzcoa, Álava y Navarra, en España).

El gesto le ha costado una dura sanción. Poco después la Federación Internacional de Pelota Vasca inició un expediente sancionador contra el jugador y que ha concluido ahora imponiéndole una sanción «muy grave» por mostrar una bandera, gesto que asegura que está prohibido. En su resolución la FIPV alega que el jugador incumplió la prohibición de exhibir públicamente una «bandera no autorizada» y por ello le impone una sanción que le impide jugar en competiciones internacionales los próximos doce meses. La sanción será recurrida por el pelotari. El jugador ha asegurado hoy a ETB que «volvería a hacerlo» y que no fue más que una muestra de orgullo «por mis raíces». Ha lamentado que si finalmente no se revoca la sanción le impedirá jugar en la edición de este año del Campeonato de mundo que se celebra en París.

El caso será llevado por el PNV hasta Bruselas. La europarlamentaria de la formación, Izaskun Bilbao, se ha dirigido a la Comisión Europea para que intervenga en este caso para rechazar la sanción impuesta al jugador. Además, le propone a la Comisión que elabore una legislación vinculante para la protección de los derechos de las «minorías nacionales en Europa».

Vulneración de derechos

En una pregunta remitida a la institución comunitaria, Bilbao le recuerda que una medida como la adoptada por la FIPV vulnera los artículos 15, 21 y 22 de la Carta Europea de Derechos Fundamentales. Bilbao subraya que el artículo 22 defiende «la diversidad cultural, religiosa y lingüística», el 15 protege la «libertad para trabajar» de los ciudadanos comunitarios y el artículo 21 prohíbe «expresamente» la discriminación «incluyendo entre las causas para aplicarla la pertenencia a una minoría nacional». En su opinión en este caso se han vulnerado los tres derechos.

Bilbao pregunta a la Comisión si como «guardiana de los tratados» la conducta de sancionar a una pelotari por mostrar una ikurriña «es admisible en la Unión Europea». También le pregunta por los instrumentos que posee la Comisión para «corregir estas conductas en el seno de las federaciones deportivas internacionales». Por último, y dada la «reiterada vulneración de derechos fundamentales de las minorías», Bilbao pregunta cuándo será posible disponer de «una legislación europea vinculante para protegerlas».

También el Gobierno vasco se ha movilizado para denunciar lo que considera un abuso por parte de la Federación. El director de Deportes del Ejecutivo de Iñigo Urkullu, Jon Redondo, ha cuestionado en una carta remitida a la FIPV «la legalidad» de la sanción». Le recuerda que actuaciones como ésta «no sirve para lograr un escenario de armonía y entendimiento entre todos los agentes, públicos y privados que intervienen en la actividad de la pelota vasca. Redondo se cuestiona en la carta cómo «mostrar en el pódium de una competición deportiva la bandera de un territorio con el que el deportista pueda identificarse pueda afectar a la buena imagen de la FIP y sus órganos: «Es más, como sabrán, resulta habitual que en competiciones deportivas internacionales de equipos y selecciones los integrantes suban al pódium luciendo banderas de sus lugares de origen o de territorios con los que tienen un vínculo o sentimiento personal», señala.

El responsable de deporte del Ejecutivo vasco subraya que la resolución ahora conocida no recoge el precepto reglamentario que se habría incumplido y en el que se prohíba mostrar símbolos como la ikurriña. «Resulta incluso preocupante que en la resolución sancionadora dictada no se recoja, quizás porque no exista, el precepto reglamentario de la FIPV que prohíba expresamente a un deportista acudir con un símbolo o bandera a un acto de entrega de premios».

Comentar ()