Francia ha entregado al preso de ETA Asier Borrero Toribio a quien la Audiencia Nacional juzgó por el intento de atentado que la banda encargó contra el hoy ministro de Interior, Fernando Grande Marlaska. Los hechos por los que la Audiencia Nacional juzgó en 2011 a los integrantes del ‘comando Vizcaya’ y su comando de apoyo ”Hegoa’, al que pertenecía Borrero, se remontan al año 2007 cuando ETA encargó a los miembros de la organización recabar información y preparar un atentado contra el entonces juez Grande Marlaska.

El atentado se había previsto cometer en Ezcaray, localidad en la que el magistrado acostumbraba a pasar algunos veranos. El escrito de acusación de la Fiscalía determinó que dos de sus integrantes, Arkaitz Goikoetxea y Jurdan Martitegi recabaron información en el municipio durante el mes de febrero de ese año para localizar un lugar idóneo donde colocar un artefacto explosivo que pudiera ser activado por cable. el sistema pretendía evitar los inhibidores de los sistemas de seguridad de los coches oficiales que empleaba Grande Marlaska en sus desplazamientos. Finalmente, y tras no localizar ese verano de 2007 al juez en el municipio riojano, ETA desistió de cometer el atentado.

Borrero tiene varias causas pendientes en nuestro país, si bien en este caso se ha procedido a su encarcelamiento por uno de los atentados cometidos contra la Casa del Pueblo de Balmaseda. También está acusado de haber participado en el atentado con coche bomba contra el cuartel de la Guardia Civil de Calahorra, en el atentado contra la comisaría de la Ertzaintza de Zarautz y por la colocación de artefactos explosivos contra las Casas del Pueblo del PSE de Balmaseda y Derio, en Vizcaya. Además, Borrero fue juzgado por el intento de secuestro del edil del PSE de Eibar Benjamin Atutxa, que finalmente no se llevó a cabo.

También tiene dos causas abiertas en España. La primera de ellas se remonta a 2010 y se instruye en el Juzgado Central número 4 de la Audiencia Nacional por un caso de tenencia de explosivos. Otro de los procesos, que se remonta a 2009 y que pesa sobre él es la acusación de un delito de estragos e incendios que está en marcha en el Juzgado Central número 5 de la Audiencia Nacional, según informa Europa Press.

Tercer grado para Pikabea

El preso de ETA que hoy han entregado las autoridades francesas y que ha sido internado en la cárcel de Soto del Real cumplía 13 años condena en la cárcel de Mont de Marsan. Borrero, natural de Basauri (Vizcaya) fue detenido el 4 de julio de 2009 en Pau (Francia) junto a otros dos miembros de ETA, Itziar Plaza e Iurgi Garitagoitia. Se había convertido para entonces en jefe militar de ETA en sustitución de Jurdan Martitegi, con el que se sospecha que colaboró en varios atentados. En el momento de su arresto uno de los terroristas disparó contra uno de los agentes que les perseguía, hiriéndolo. Fueron condenados por tentativa de homicidio voluntario contra una agente de la autoridad con el agravante de terrorismo.

Por otro lado, el Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria ha concedido el tercer grado penitenciario o régimen de semilibertad al histórico preso de ETA Kepa Pikabea Ugalde, uno de los beneficiados por la conocida ‘vía Nanclares’ de reinserción. La decisión se adopta en contra de sendos acuerdos de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias del Ministerio del Interior de enero y marzo de 2018, cuando aún gobernaba el PP.

En el auto de 19 de febrero, al que ha tenido acceso Europa Press, el juez de la Audiencia Nacional José Luis Castro atiende al recurso del preso y ordena también que se incoe expediente para conceder la libertad condicional a Kepa Pikabea, que cumple la totalidad de su condena el próximo mes de diciembre y que se desvinculó de ETA para acogerse a la ‘vía Nanclares’.