La candidata a la Alcaldía de Podemos Ávila, Pilar Baeza, ha confirmado que mantendrá su candidatura para las elecciones municipales después de que saliera a la luz su condena por asesinato por la que fue sentenciada a 30 años de prisión, de los que cumplió siete. La dirigente del partido de Pablo Iglesias ha dicho sentirse víctima de un “chantaje” y ha adelantado que no la “callarán”.

La cúpula nacional de Podemos ya defendió a su candidata abulense justificando que los hechos “ocurrieron hace 30 años” y que los hechos se refieren a “una mujer que fue violada“, según defendió este lunes el secretario de Organización, Pablo Echenique. El partido respalda así la candidatura de Baeza, que en los 80 trabajaba en una armería y facilitó una escopeta de caza a su novio y a un amigo para que asesinaran a un hombre al que previamente había denunciado por violación.

Este martes, en su primera comparecencia pública después del escándalo, Baeza ha dicho sentirse víctima de un “linchamiento como mujer” y ha hecho “un llamamiento a colectivos feministas que luchan por los derechos de las mujeres”. En este sentido, ha dicho sentirse coaccionada para que abandonase la candidatura: “Han intentado chantajearme con la publicación de la noticia”, a lo que responderá, ha anunciado, “con las medidas oportunas. “No acepto chantajes ni me vendo cuando se me intenta acallar usando mi pasado como amenaza”.