A solo un mes de las elecciones municipales y a dos de las autonómicas y municipales, Ciudadanos ha escogido la estrategia de adelantar sus posibles pactos una vez que las urnas se hayan cerrado. En este sentido, el líder de la formación naranja en la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha confirmado el veto al PSOE que ya anunció Albert Rivera de cara a las generales.

Aguado, que ha protagonizado un almuerzo informativo en el Clib Siglo XXI acompañado de Leopoldo López, padre del opositor venezolano, ha sido cuestionado sobre pactos, vetos y medidas de cara al 26 de mayo, y el dirigente naranja ha sido claro. «Si de nosotros depende no gobernará el PSOE». Con estas palabras cierra la puerta a un posible acuerdo con el socialista Ángel Gabilondo, a quien las encuestas le sitúan como segunda fuerza a muy poca distancia del PP.

Aguado, a quien los sondeos otorgan un tercer puesto, ha presumido, en cambio, de su acuerdo de investidura que ha permitido cuatro años de gobierno popular, primero con Cristina Cifuentes y posteriormente con Ángel Garrido tras la dimisión forzosa de la entonces presidenta regional. En los dos meses que quedan para el 26-M se ha mostrado dispuesto a trabajar para convencer a los ciudadanos a que escoja la papeleta naranja para lograr un gobierno de Ignacio Aguado pero, consciente de la dificultad de conseguir mayorías, ha avanzado que «para ser presidente voy a hablar con todos los partidos que tengan representación en la Asamblea».

Sin citar a Vox ha dejado a la formación de Santiago Abascal a un lado, y ha explicado que «los extremos van a ser un lastre», por lo que no tiene en mente un acuerdo con este partido. De hecho, su intención es otra: «Voy a intentar convencer a los ciudadanos para que no voten a los extremos. A partir del 26 de mayo intentaré conseguir este objetivo y que no sean decisivos para gobernar». Si finalmente sí lo son, «no gobernaré con los extremos», ha recalcado.

Zafra renueva como número dos

Para esta nueva etapa electora, Aguado ha confirmado en este almuerzo a César Zafra como su número dos en la Asamblea, como lo ha sido durante este tiempo desde que Ciudadanos aterrizara en la Asamblea de Madrid. Esta confirmación se une al anuncio realizado este mismo miércoles de Eva Bailén como número cinco, la mujer que promovió a través de la plataforma change.org la racionalización de los deberes escolares.

Con esto, Aguado ha anunciado su intención de contar con los mejores en su equipo para convertir la Comunidad de Madrid en la región más próspera de Europa. «Quiero que dejemos de compararnos con otras regiones de España, podemos mirar a otras regiones de Europa que lo hacen mejor». En este sentido, ha propuesto jugar la Champions League y conocer de primera mano el funcionamiento de otras regiones para lograr reducir el paro del 12% actual de Madrid al 4% de lugares como Londres, Lombardía o Baviera.

Éste será uno de los objetivos de un hipotético gobierno naranja, pero no será su primera medida. El foco lo pondrá, según ha avanzado, en la creación de una oficina de protección del denunciante de corrupción, así como mejorar la movilidad y el servicio de Cercanías, a quien sancionará si incumple los horarios, y la creación de una oficina de empleo para lograr las cifras de las mejores regiones europeas en cuestión de paro.