La sección sindical Acaip, que engloba a los cuerpos de la administración de Instituciones Penitenciarias, denuncia que en los próximos días comenzará un curso de entrenamiento de boxeo dirigido a los internos del centro de Alcalá de Henares. A través de un comunicado, aseguran que llevan tiempo quejándose del incremento de agresiones por parte de los internos a los trabajadores de las prisiones, «más de 400 al año», y que estos cursos sólo favorecen a este tipo de conductas.

«Las técnicas que se imparten en ese curso pueden ser utilizadas en cualquier momento contra los trabajadores del centro o contra internos (hay que recordar que cada año
varios trabajadores son agredidos por internos en el centro y que las peleas y amenazas entre reclusos son algo frecuente). E, incluso, podrían llegar a ser utilizadas una vez en libertad contra posibles víctimas», añaden.

Además, aseguran que gran parte de los presos cumplen condenas por «delitos de violencia de género, bandas organizadas, homicidios o lesiones», y que no consideran «lógico» que se utilicen este tipo de actividades y, sobre todo, que estás no ayudarán en nada a su reinserción en la sociedad.

«Nos resulta paradójico que en los últimos años no se hayan organizado cursos de defensa personal dirigidos a los funcionarios, debido a la falta de recursos y que, sí se destine dinero público a formar a los internos en actividades que se pueden utilizar con los fines anteriormente señalados», añaden en este comunicado que llegan más de tres años enviando sin conseguir ni que se eliminen los cursos para los presos ni que se les forme a los funcionarios. «A los trabajadores, que son los que sufren las agresiones, se les ponen todas las dificultades posibles, y a los internos se les instruye en deportes violentos».