Padres y vecinos del colegio Font d’Alba de Terrassa (Barcelona) han cubierto literalmente el acceso al colegio con dibujos y mensajes con la bandera española. Ha sido la respuesta tras hacerse público, esta semana, que una profesora del centro ha agredido presuntamente a una alumna por ilustrar con una bandera española la portada de su álbum de fin de curso. Así al menos lo han denunciado los padres de la alumna, adjuntando un parte médico y denuncia ante los Mossos d’Esquadra. La Conselleria, el centro y el Ayuntamiento de Terrassa, por contra, aseguran que no se produjo ninguna agresión y argumentan que las «medidas disciplinarias» adoptadas por la maestra respondían a una falta de disciplina.

El pasado 18 de junio, una alumna de primaria de este colegio se encontraba en clase de tutoría ilustrando la portada de su álbum cuando la profesora vio que se trataba de la enseña y al grito de «banderas no» expulsó a la niña de la clase de forma violenta, según han denunciado los padres. El parte médico, puesto que los padres llevaron a la niña a urgencias, recoge la denuncia de la presunta agresión de la profesora.

«Niña de 10 años que acude a urgencias acompañada de sus padres por agresión por parte de la profesora, según refieren. La niña refiere que en clase ha dibujado unas banderas de España acompañadas de la frase “viva España” en el álbum de fin de curso. Refiere que la profesora (…) al verlo le ha gritado, la ha cogido de la camiseta y al hacerlo la niña ha caído contra el suelo golpeándose en la espalda y posteriormente la ha cogido del cuello para sacarla de la clase. La niña refiere molestias en la zona torácico-lumbar tras el golpe, molestias en el primer dedo de la mano derecha y molestias a nivel inguinal derecho donde tiene una hernia pendiente de intervenir».

La denuncia de esta agresión ha generado una enorme polémica en las redes, en las que se ha viralizado un dibujo de apoyo a la niña y se ha hecho publica también la identidad de la profesora que supuestamente la agredió.

La portavoz de Cs en materia de Enseñanza, Sonia Sierra, denunció ayer el caso y recordó que su grupo en Terrassa ya había denunciado anteriormente supuestos abusos en ese colegio. Según Sierra, en el Font de l’Alba se vigila en el patio el idioma que utilizan los niños durante el tiempo de juego y se penaliza a los que utilizan el castellano, castigando «solidariamente» al conjunto de la clase. Cs ha presentado preguntas parlamentarias tanto en el Congreso como en el Parlament para exigir información tanto al conseller de Educación, Josep Bargalló, como a la ministra de Cultura, Isabel Celaá, a la que exigirán la actuación de la Alta Inspección de Educación en este caso.