El regreso de Silvio Berlusconi a la primera línea política fue una de las imágenes del día en el Parlamento Europeo. El expresidente italiano acaparó focos, miradas…y no decepcionó. Dio el espectáculo que se esperaba: firmó camisetas del Milan, se quedó dormido, paseó distraído entre las bancadas y acabó haciéndose selfies con sus compañeros de escaño, entre ellos el periodista español y eurodiputado de Vox Hermann Tertsch.

El Parlamento Europeo ha echado a andar esta semana con la elección del socialdemócrata italiano David-Maria Sassoli como nuevo presidente de la Cámara, en sustitución del también italiano Antonio Tajani, del Partido Popular. Los 751 eurodiputados tendrán que ratificar en las próximas semanas los acuerdos alcanzados por el Consejo Europeo, que contempla que la holandesa Ursula von der Leyen sea nueva presidenta de la Comisión Europea y que el español Josep Borrell ocupe la jefatura de la diplomacia continental.