La expresidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha señalado en su cuenta de Instagram en respuesta a sus seguidores que está pagando «no bailar al son que algunos marcaban» con relación a la solicitud de la Fiscalía Anticorrupción de que la ex presidenta sea imputada por el Caso Púnica. Igualmente, Cifuentes cree que la petición de Anticorrupción se debe a «haber levantado determinadas alfombras», después de que la Fiscalía Anticorrupción haya pedido su imputación y la de Esperanza Aguirre en el caso Púnica.

La exdirigente del PP, que se dio de baja temporalmente del partido en 2018 tras dimitir como jefa del Ejecutivo autonómico, ha señalado a través de Instagram que «la verdad prevalecerá, para traer luz donde haya pesares», citando a George Washington. Cifuentes cesó en abril de 2018 como presidenta de la Comunidad de Madrid abrasada por el escándalo del máster de la Universidad Rey Juan Carlos y por el vídeo del robo de cremas.

«Nadie pedirá perdón»

«Supongo que estoy pagando no haber bailado al son que algunos marcaban y haber levantado determinadas alfombras, pero el tiempo pondrá las cosas en su lugar», ha respondido a uno de los comentarios recibidos en una foto en la que aparece posando con el Palacio Real detrás desde el edificio del Teatro Real. Aguirre también aparece señalada en la solicitud de Anticorrupción.

Aunque Cifuentes espera que el tiempo ponga «a cada cual en su lugar», señala que, «cuando eso ocurra, por supuesto nadie pedirá perdón ni tampoco nada compensará el sufrimiento causado».

El pasado viernes la Fiscalía Anticorrupción pidió que el juez del caso Púnica imputase a Cifuentes y Aguirre por delitos de corrupción en la pieza separada que investiga una supuesta financiación irregular en el PP de Madrid. Cifuentes también está siendo investigada por delito de falsedad documental por su máster de la URJC.