Un buque de pasaje francés que hace la ruta Argel-Marsella ha recogido esta madrugada a unas 63 millas al sureste de Mallorca a 18 migrantes, que han asegurado haber zarpado de Argelia y llevar 4 días a la deriva, y que han sido trasladados por Salvamento Marítimo en buen estado al puerto de Alcudia, al norte de la isla.

La primera embarcación en detectar la presencia de la patera ha sido el buque mercante Clyde Fisher, que ha alertado sobre las 4.00 horas de la madrugada de este lunes a Salvamento Marítimo del avistamiento de una bengala roja a 63 millas al sur-sureste de Cabo Salinas (en el extremo sur de Mallorca). También ha indicado que le ha parecido ver una pequeña embarcación, ha informado la Delegación del Gobierno en Baleares en un comunicado.

Ante la indicación por parte de Salvamento Marítimo de acudir a la zona, el Clyde Fisher se ha puesto en contacto con el buque de pasaje Mediterraneé, que estaba en las proximidades y hacía la ruta Argel-Marsella. «Se decide que sea éste último el que realice el rescate al disponer de medios más idóneos», indica la nota. Sobre las 5:30 de la madrugada, el buque Mediterraneé ha conseguido rescatar a los 18 ocupantes de la embarcación de unos 6 metros de eslora que había lanzado la bengala.

A la deriva

Los rescatados han relatado que salieron de Argelia con destino a Baleares y que llevaban 4 días a la deriva tras quedarse sin combustible. El médico de a bordo del buque no ha detectado problemas de salud en ninguno de los hombres en una primera exploración.

Si bien el buque de pasaje iba rumbo a Marsella, al haber efectuado el rescate en aguas SAR españolas, ha modificado su rumbo con dirección «al puerto seguro más cercano para desembarcar a los migrantes, el puerto de Alcudia», ha detallado la Delegación del Gobierno. Antes de llegar, en coordinación con el Servicio Marítimo de la Guardia Civil, las 18 personas han sido transbordadas a la embarcación de Salvamento Marítimo Salvamar Saiph, que los ha trasladado al puerto de Alcudia.

Una vez lleguen a puerto, serán transportados por la Policía Nacional a la Jefatura Provincial en Palma, donde se pondrán en marcha los trámites para retornarlos a su país. También recibirán asistencia médica si se considera necesario. Del total de rescatados, 13 de los migrantes han dicho proceder de Argelia, 4 de Marruecos y uno de Túnez. Ocho de ellos declaran ser menores de edad.

Con la llegada esta mañana, son 14 las pateras arribadas a Baleares en lo que va de año, de las que han sido detenidos 175 ocupantes, según datos de la Delegación del Gobierno en Baleares. Este fin de semana han llegado 4 pateras a Ibiza, donde han detenido a 63 migrantes, 3 de ellos menores.

Del número total de embarcaciones llegadas este año a Baleares, seis han llegado a Ibiza, cuatro a Formentera, una a Cabrera, dos a Mallorca (contando la de este martes, que ha sido detectada al sur de esta isla) y una a Menorca. En 2018, llegaron a Baleares un total de 17 pateras y fueron detenidas 199 personas, de las cuales 27 eran menores.