Un total de 17 miembros de las Fuerzas Armadas españolas se encuentran actualmente encarcelados, bien cumpliendo condena o bien acusados de haber vulnerado algún artículo del Código Penal Militar. En la mayoría de los casos lo hacen tras una sentencia y sólo en tres casos de modo provisional. Es precisamente uno de los encarcelados preventivos quien está acusado del delito más grave: homicidio, además de haber atentado contra la libertad e indemnidad sexual. Entre los encarcelados, la mayoría pertenece al Ejército de Tierra, 10, otros cuatro son miembros del Ejercito del Aire y los tres restantes de la Armada. Entre ellos, la mayor parte pertenecen a la tropa, 10 de los 17.

Según la información oficial facilitada por el Ejecutivo, entre los militares que actualmente se encuentran en prisión en nuestro país figuran oficiales y suboficiales. En el primer caso se trata de un comandante ya retirado, perteneciente al Ejército de Tierra, y que cumple condena por un delito contra el patrimonio en el ámbito militar. Por el mismo delito está en prisión un subteniente, también retirado. Otro subteniente del Ejército de Tierra se encuentra encarcelado cumpliendo una condena por un delito contra «la eficacia del servicio y contra la libertad». En la categoría de suboficiales, en la lista de mandos encarcelados aparece un brigada condenado por un delito contra la libertad e indemnidad sexual y un sargento primero condenado por un delito de lesiones y contra la libertad.

El Ejército de Tierra tiene a diez militares en prisión, por cuatro el del Aire y tres la Armada

En la tropa del Ejercito de Tierra figuran dos cabos y dos soldados en prisión. Los delitos por los que cumplen condena abarcan desde haber actuado en contra de la administración de justicia hasta un delito de lesiones, de trato degradante, contra la libertad o una condena por haber cometido delitos contra la eficacia del servicio del Ejército, así por haber vulnerado el código militar contra los deberes de presencia y prestación del servicio.

Tres preventivos

En la Armada de nuestro país un oficial y dos cabos son los que actualmente están cumpliendo condena en la cárcel. En el primer caso aparece un teniente condenado por dos delitos: por incumplir los deberes de su mando y otro por abuso de autoridad y trato degradante. En el caso de los dos cabos de la Armada encarcelados, lo hacen cumpliendo una condena por atentar contra el patrimonio militar o contra los recursos «de la defensa nacional», en un caso y por un «quebranto del servicio» en otro.

El Ejército del Aire es el que menos condenados tiene actualmente en prisión. Se trata de un cabo y un soldado. En el primer caso está encarcelado por haber cometido tres delitos: contra el orden público, contra el patrimonio y un delito de falsedad. En el caso del soldado del Ejército del Aire la condena también lo es por tres delitos: uno contra la libertad e indemnidad sexual, otro contra la libertad y un tercero por haber vulnerado la administración de Justicia.

Finalmente, en la lista de 17 militares que cumplen pena de cárcel en tres casos lo hacen aún de modo provisional, según la respuesta facilitada por el Gobierno a una consulta de EH Bildu. Los tres militares que cumplen prisión de modo provisional son un teniente retirado, que lo hace acusado de tres delitos; uno contra el «orden socioeconómico», otro contra la seguridad colectiva y un tercero por atentar supuestamente contra el orden público. Un soldado que también pertenece al Ejército del Aire está encarcelado de modo preventivo. Lo hace acusado de un delito contra la seguridad colectiva. Por último, actualmente un cabo del Ejército de Tierra está privado de libertad de modo provisional acusado de haber cometido un delito contra la libertad e indemnidad sexual y otro de homicidio, el delito más grave entre los militares condenados o acusados actualmente.