El presidente del Partido Popular en Cataluña, Alejandro Fernández, ha ofrecido «asistencia jurídica» a las personas que han puesto el himno de España durante la ofrenda del presidente de la Generalitat, Quim Torra, al monumento de Rafael Casanova en Barcelona.

A través de su cuenta de Twitter, Fernández ha criticado que cuando los populares organizan una cacerolada en Barcelona es «sana libertad de expresión» mientras que el hecho de que suene el himno español se califique de «alterar el orden público».

Los hechos han ocurrido sobre las 9 horas, cuando el Govern estaba haciendo la ofrenda al monumento con motivo de la Diada. En esos instantes, cuando sonaba el himno catalán de «Els Segadors», el himno español ha sonado a todo volumen procedente del balcón de un hotel adyacente.

Posteriormente, los Mossos han identificado a dos personas como responsables de poner el himno durante la ofrenda por alteración de un evento autorizado y con el fin de evitar que se produjera otro incidente. El Cuerpo policial no ha detenido ni denunciado a estas dos personas. El líder popular ha ofrecido su ayuda a estas personas en el caso de que la necesiten.