Política

Puigdemont asocia la investigación a los CDR con un intento de extraditarle por terrorismo

El ex president fugado responde a Sánchez que en el País Vasco no se aplicó el 155 pese a que hubo casi mil muertos y asegura que si la justicia belga acuerda su extradición tras la sentencia, la acatará

«Es un delirio». Así ha definido Carles Puigdemont las informaciones que apuntan a su connivencia con los miembros de los CDR investigados por la Audiencia Nacional por organización terrorista. Unas acusaciones que para Puigdemont no son más que un intento de «construir un relato de terrorismo» que justifique pedir su extradición automática por uno de los 35 delitos consignados en la normativa europea de la euroorden.

Así lo ha asegurado el ex presidente fugado en una entrevista concedida a Catalunya Ràdio concedida con motivo del segundo aniversario del 1-O, en la que Puigdemont ha reclamado un voto masivo para el independentismo en las elecciones del 10-N para demostrar en las urnas que es mayoritario en Cataluña.

Puigdemont ha negado haber recibido información sobre la supuesta preparación de sabotajes por parte del grupo investigado por terrorismo ni tener ningún contacto con ellos. «Intentan conseguir así lo que les obsesiona, que me puedan entregar y si puede ser involucrar al independentismo con el terrorismo».

En un contexto marcado por las acusaciones de terrorismo, ha intentado girar el foco hacia el Estado, asegurando que «el independentismo sale con la violencia condenada de casa desde los tiempos del Gal». Y ha destacado que el Parlament «no tiene problema en crear una comisión de investigación sobre cualquier atentado terrorista» contraponiendo esta voluntad a la negativa de PSOE, PP y Cs a crear una comisión de investigación sobre los atentados de Barcelona en el Congreso.

Sin embargo, también ha afirmado que «no es fácil resistir la tentación, resistir la oleada de agresiones que vivimos el pasado verano contra la gente que ponía lazos, su resistencia fue admirable».

Extradición tras la sentencia

El ex presidente catalán ha reconocido además que espera que la justicia española reactive la petición de extradición de los fugados -Toni Comín, Clara Ponsatí, Meritxell Serret y Lluís Puig, además del propio Puigdemont- y ha asegurado que si la justicia belga la acepta esta vez, él la acatará. «Desde que retiraron la segunda euroorden somos conscientes de que habría una tercera; estamos preparados para afrontarla coralmente, como hasta ahora, y preparados para defendernos con todas las garantías» que a su juicio ofrece la justicia belga, por contraste con la española.

«Si al final hay extradición inevitable la afrontaré, si lo decide un tribunal belga lo aceptaré». Puigdemont ha advertido de que la aceptación de la extradición «también será una decisión personal» como en su día lo fue huir a Bélgica. «En mi caso, mi propósito es defenderme en un marco de garantías» ha argumentado, «pero si la decisión de Alemania hubiera sido extraditarme lo habría aceptado».

El también líder de JxCat ha respondido además a Pedro Sánchez, quien esta mañana ha apuntado a la posibilidad de aplicar de nuevo el 155 en Cataluña si se confirman los indicios de violencia. «En el País Vasco hubo casi mil muertos y nunca se aplicó el 155, un poco de mesura» ha reclamado.

Puigdemont ha apuntado en este sentido que «Sánchez está en campaña y sabe que ir contra las aspiraciones de los catalanes da votos en el resto de España». Pero ha recordado que para aplicar el 155 «necesita al Senado, nos tienen que explicar cómo piensan aprobarlo con un Senado disuelto si quieren cumplir la constitución que tanto mencionan».

En el País Vasco hubo casi mil muertos y nunca se aplicó el 155 un poco de mesura señor Sánchez»

El líder independentista se ha preguntado además si «de verdad este es el trato que merecen los catalanes», argumentando que el 155 «es una condena a todos los catalanes, incluidos los que quieren seguir en España, a estos también los defendemos al rechazar estas medidas».

Respecto a la crisis abierta en los Mossos d’Esquadra por la dimisión de su director, Andreu Joan Martínez, Puigdemont ha asegurado que se enteró «por la prensa» para desmentir la imagen de que dirige la Generalitat desde Waterloo. «Hay una narrativa de president tutelado por Waterloo que es falsa» ha asegurado. «Nunca he dado una instrucción política a un mosso, esta es una de las mentiras de la causa general contra el independentismo, que me sitúa como jefe de una organización criminal».

Comentar ()