La Ejecutiva del Partido Socialista de Madrid PSOE-M ha decidido llevar a la Ejecutiva Federal del PSOE la petición de una suspensión cautelar de militancia de la polémica alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse, tras los distintos casos de nepotismo desde que llegó al cargo.

Según el partido, estarán preparándose para ser lo más «garantistas posibles» y se agarrarán a que en los estatutos se contempla la expulsión si se hace daño a la imagen de la formación.

Posse ha enviado una carta a la Ejecutiva regional madrileña en la que pide disculpas por el posible daño ocasionado y en la que también solicita la suspensión cautelar para poder defenderse y no causar más daño al partido.

La alcaldesa pudo mentir en una declaración como testigo

Por otra parte, el titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Móstoles cree que hay indicios de que la alcaldesa pudo mentir en una declaración como testigo que prestó en el marco de una supuesta agresión a un miembro de su partido y por ello ha deducido testimonio contra ella.

Según ha avanzado el diario La Vanguardia y han confirmado a Efe fuentes jurídicas, el juez Pablo Ruz ha enviado el asunto a reparto para que otro juzgado investigue si Posse ha cometido delito de falso testimonio.