Un grupo de alrededor de 100 miembros de los CDR han mantenido cortada durante horas la AP-7 en ambos sentidos en la provincia de Gerona. Los radicales han cortado la autopista con barricadas y neumáticos y han realizado una sentada sobre la calzada.

Los Mossos d’Esquadra y la Policía Nacional han realizado un importante despliegue en la zona y han avisado a los manifestantes de que cargarían en caso de no despejar la carretera de forma inmediata.

Finalmente, tras avisar de la actuación, los manifestantes se han levantado y han abandonado el lugar de la concentración, donde habían prendido fuego a algunos objetos para complicar más si cabe la actuación policial.

El grupo de manifestantes, bastante reducido, estaba ya completamente rodeado por agentes de ambos cuerpos, que han desplegado numerosos furgones y profesionales de las unidades de antidisturbios.

La acción de los CDR ha provocado retenciones de hasta seis kilómetros, similares a los que ya se produjeron anoche en esta misma carretera. Los radicales, además, cortaron y dañaron las vías del AVE entre Gerona y Barcelona, impidiendo la circulación de trenes en plenas condiciones.