Mientras por el centro de Barcelona discurre una multitudinaria manifestación pacífica del constitucionalismo para exigir el cese de la violencia y ejercer de contrapunto al soberanismo radical, los radicales independentistas han organizado diferentes acciones a lo largo de la ciudad condal para intentar boicotear la iniciativa de Sociedad Civil Catalana.

La última de ellas ha sido la de intentar bloquear la estación de Sants, una de las más importantes de la ciudad.

La convocatoria ha sido organizada por PicnicxRepública y ha sido secundada por los CDR, que piden a través de las redes sociales una mayor movilización en la zona porque «apenas hay dispositivo policial». «Dijimos que volveríamos y lo haremos hoy», claman los radicales.

Todos los accesos de la estación permanecen bloqueados por un cordón de los Mossos d’Esquadra -sólo permiten la entrada a viajeros con billete- mientras decenas de manifestantes independentistas se agolpan en torno a la estación mientras entonan cánticos como «ser policía, vergüenza me daría» o «prensa española, manipuladora.

Tras una hora bloqueando los accesos de Sants, Picnic per la Repúblic ha pedido abandonar la estación y poner rumbo a la Plaza de Sant Jaume.

No es el único llamamiento que los CDR ha realizado este domingo para tratar de empañar la concentración constitucionalista. Desde primera hora de la mañana, los radicales han cortado carreteras y vías de tren para impedir la llegada de manifestantes al centro de Barcelona. Además, habían convocado al independentismo a las 12:00 -misma hora a la que comenzaba la convocatoria de SCC en el paseo de Gracia- en la Plaza Sant Jaume, a la que han asistido apenas un centenar de personas.