El juez de la Audiencia Nacional que investiga a siete miembros de los Comités en Defensa de la República (CDR) por delitos de terrorismo y tenencia ilícita de explosivos ha admitido la personación de casi una decena de asociaciones como acusaciones populares del caso.

Entre éstas se encuentra la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT), la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas, la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC), la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), el partido político Vox, la asociación Dignidad y Justicia o Manos Limpias.

Relaciones con Torra y Puigdemont

La investigación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional y el Juzgado Central de Instrucción número 6 contra los independentistas radicales arrancó hace más de un año, aunque saltó a la luz poco antes de hacerse pública la sentencia del procés, cuando estalló la operación Judas de la Guardia Civil en la que fueron detenidos los miembros de los CDR que continúan en prisión preventiva.

La investigación se ha mantenido secreta por procedimiento reforzado, aunque Cadena Ser adelantó el contenido de los autos de prisión contra los investigados, en los que se relataba que éstos escondían «precursores de explosivos» y tenían previsto atentar contra un cuartel de la Guardia Civil o torres de electricidad en Cataluña. También su posible vinculación con el presidente catalán Quim Torra y el ex presidente Carles Puigdemont, con el que trataron de reunirse en Waterloo, según conversaciones incautadas al entorno de los radicales, confirman también a El Independiente fuentes jurídicas. La Fiscalía afirmó que tenía la «certeza» de la intención de los detenidos de cometer atentados con «graves consecuencias» para la ciudadanía.

Las defensas no han accedido a la causa

Las defensas de los acusados, que se agrupan en la asociación Alerta Solidaria, todavía no han tenido acceso a la causa a pesar de que el juez levantó el secreto el pasado lunes. El sumario estaba siendo digitalizado por un equipo externo de la Audiencia Nacional y dicho trabajo se ha completado este lunes.

Esta semana, una vez admitidas las personaciones, tanto las acusaciones como las defensas tendrán acceso a las actuaciones al mismo tiempo. La Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) que ha tenido que depositar una fianza de 8.000 euros para ejercer la acusación, representará a todas las demás por ser la primera que presentó la solicitud, según han informado sus portavoces en un comunicado.

Equipos de Resistencia Táctica (ERT)

En los autos de envío a prisión de la última semana de septiembre, el juez Manuel García-Castellón relató los indicios encontrados contra los miembros del ala más radical de los CDR, el Equipo de Resistencia Táctica (ERT), al que calificó de nuevo grupo terrorista.

Según el instructor, se trata de «una organización con capacidad suficiente como para llevar a cabo tácticas y maniobras con un alto nivel de profesionalización. Esta instrucción fue testigo el 15 de septiembre de 2018 de una maniobra orquestada por el ERT que se gestó en la máxima clandestinidad. En la citada estrategia se planteaba el encuentro con una persona que por la reacción de los integrantes al conocer su identidad debía tener un componente peligroso». Dicha persona a la que se refirió el juez resultó ser la hermana de Carles Puigdemont, con quien los radicales presuntamente trataron de encontrarse.

Relación con Tsunami Democràtic

A medida que ha avanzado la investigación de la Audiencia Nacional y la Guardia Civil, también se han encontrado indicios de relación entre los investigados y la web Tsunami Democràtic que sirvió para organizar a los CDR. De ahí que el juez ordenara su cierre por delitos de terrorismo, aunque los radicales pronto crearon un nuevo dominio en el extranjero para manejarla.