Política

Calvo: "El Gobierno no entendería que Bélgica no extraditara a Puigdemont"

La decisión estará en manos del juez de primera instancia belga ante el que comparecerá el ex presidente de la Generalitat este martes

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo.

Horas después de trascender que la Fiscalía belga pedirá este martes que Carles Puigdemont sea entregado a la justicia española, la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha afirmado que desde el Ejecutivo "no entenderían" que no fuese así.

"Desde el Ejecutivo no entenderemos que Bélgica no entregue a quienes están huidos de la justicia española", ya que no sería "respetable que a una democracia plena se le niegue la entrega después de una sentencia del Tribunal Supremo español", ha subrayado Calvo en una entrevista para Onda Cero, añadiendo que si se produce ese escenario, tomaría "decisiones".

Además, ha indicado que desde el punto de vista jurídico "es difícil" que no se autorice la entrega. "Hay un listado más o menos automático de delitos cotejados en las diferentes legislaciones penales. Los que ahora se constatan para la activación de la euroorden debería actuar así", ha explicado.

La decisión estará a partir de este martes en manos del juez de primera instancia belga ante el que comparece Puigdemont en estos momentos. Éste valorará la solicitud de entrega del juez Pablo Llarena, así como el posicionamiento de la Fiscalía belga y la defensa del ex presidente catalán fugado al respecto, según explican fuentes jurídicas.

En la vista que se celebrará a puerta cerrada, el fiscal belga presentará al juez los delitos equivalentes a la sedición y la malversación en los códigos del país europeo para sostener que sea entregado a la Justicia española y se siente en el banquillo por los mismos hechos que sus consejeros condenados a penas de hasta 13 años de prisión, como fue el caso del ex vicepresidente Oriol Juqueras, en la sentencia del procés. Todo indica que la fiscalía belga se manifestará en ese sentido, según adelantó este lunes Europa Press.

Sin embargo, la Fiscalía española prefiere mantener la cautela de cara a la vista judicial a la que se enfrenta este martes el ex presidente catalán Carles Puigdemont, reclamado por los delitos de sedición y malversación en el Tribunal Supremo.

«Todavía es muy pronto para hablar de la entrega, quedan unos cuantos pasos», afirman fuentes fiscales, quienes recuerdan que en 2017, cuando la instructora de la Audiencia Nacional Carmen Lamela envió una orden internacional de detención contra Puigdemont por rebelión, la Fiscalía belga ya informó a favor de que se entregara al ex presidente catalán, fugado de la Justicia española, por dicho delito.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar