El presidente del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Josep Bou, ha denunciado que varios manifestantes concentrados en la avenida Diagonal han impedido su entrada al Palacio de Congresos de Cataluña, donde se entregarán a partir de las 18:30 horas los premios de la Fundación Princesa de Girona (FPdGi), presididos por la Familia Real.

Al borde de la lágrima, Bou ha denunciado que los radicales le han propinado «patadas» y «me han escupido» al tiempo que ha sido increpado. «Me han llamado muchas cosas, pero lo que más me ha dolido ha sido que me llamasen cobarde», lamentaba en directo en La Sexta.

El dirigente popular ha asegurado que los CDR, a los que ha tildado de «supremacistas» y «totalitarios», le han acusado de «venir a provocar a Barcelona». «Yo he venido a un acto del jefe del Estado», afirmaba Bou entre más abucheos. «Se creen supremacistas autoritarios, pero catalanes somos todos», concluía.

Desde primera hora de este lunes, miles de manifestantes convocados por los CDR y Arran protestan contra el Rey Felipe VI con motivo de la visita de la Familia Real a Barcelona. Los radicales han intentado boicotear la entrada de personas que trataban de asistir al acto oficial, a los que han recibido entre empujones, como es el caso de Josep Bou.

Los antidisturbios de la Brigada Móvil (Brimo) de los Mossos d’Esquadra han realizado un cordón policial que corta la avenida Diagonal, además de la presencia de un perímetro de la Policía Nacional en los alrededores del edificio.

Los agentes han situado furgones en los diversos carriles de la avenida, a la altura de Zona Universitaria, donde se encuentra el emplazamiento escogido para celebrar el X aniversario de la FPdGi y la entrega de galardones.